jueves, 21 de febrero de 2013

EDICION ENTERAMENTE DEDICADA A LA PURGA CONTRA LA JUEZA MARIANA MOTA LLEVADA ADELANTE POR LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA QUE ESTÁ PREPARANDO LA TOTAL IMPUNIDAD PARA LOS CRIMINALES DE LESA HUMANIDAD // FICHAJE DE MANIFESTANTES PREPARANDO ENJUCIAMIENTO // GRAN ADHESION A LA INICIATIVA CIUDADANA "YO ESTUVE" : CORAJE CÍVICO, SOLIDARIDAD Y DEFENSA DE LAS LIBERTADES PUBLICAS // ¿IRÁ URUGUAY A NUEVAMENTE TENER PRESOS POLÍTICOS?


¿IRÁ URUGUAY A TENER NUEVAMENTE PRESOS POLÍTICOS?

Esta es la información de la prensa:

A su vez, la jueza Gabriela Merialdo y el fiscal Gustavo Zubía indagan a los manifestantes que el viernes coparon la sede de la Corte en apoyo a la jueza Mota y retrasaron el acto de jura de los nuevos jueces. Fuentes de la investigación informaron a El Observador que el sábado declararon por esta causa el jefe de Policía de Montevideo, Diego Fernández, el oficial a cargo del operativo, Miguel Iraola, y las demás autoridades policiales que intervinieron. Jueza y fiscal analizan los registros fotográficos y fílmicos de la Policía y la prensa para citar a declarar a los manifestantes. Las fuentes aseguraron que la mayoría supera los 70 años de edad.


La Suprema Corte de INJUSTICIA está lanzada a chocar frontalmente contra el movimiento democrático y popular en su aventurero camino para restablecer la TOTAL IMPUNIDAD PARA LOS CRIMINALES DE LESA HUMANIDAD. Un paso fué la purga a la Jueza Mariana Mota, el segundo paso es el anuncio de que "en cualquier momento" legalizan la impunidad. El tercero de esta seguidilla macabra es tratar de estampar un ejemplo contra los ciudadanos que en el uso de sus derechos demócraticos manifestaron simpatías y solidaridad con la Jueza Mota cobardemente agredida por la camarilla del poder del estado que NO ES DEMOCRÁTICO ya que no es electo por el pueblo, e iniciarles proceso con miras a condenarlos.

En ese momento Uruguay volverá a tener presos políticos como en el pasado dictactorial. Y que nadie dude del carácter político de los eventuales presos. EN ESTE MOMENTO EN URUGUAY NO HAY NADA MÁS POLÍTICO QUE LO QUE HA SUCEDIDO EN TORNO A LA PURGA DE LA JUEZA MOTA. Lo demás, como el mamarracho de impuestito (lo de mamarracho lo dice Astori, con otras palabras, pero con el mismo significado) son minucias en relación a lo que está en juego con la purga a la Jueza Mota. La ofensiva de la SCJ (llamada a la arena por el Presidente Mujica, para sancionar a Mota) es completa y ataca el corazón democrático del país. No deben de caber dudas al respecto. Como tampoco debe dudarse de que los cinco burócratas no elegidos por el pueblo NO ESTÁN SOLOS y que lo que estamos presenciando es una maniobra de considerables proporciones cuyo fin inmediato es la IMPUNIDAD TOTAL PARA LOS CRIMINALES DE LESA HUMANIDAD. Y enterrar para siempre todos los casos y violaciones de los DDHH. No están solos porque ya la gritería militar y de la derecha política acompasada por la de los medios a su servicio muestra claramente que se están moviendo poderosas fuerzas obscuras, las que una vez en movimiento - como sucedió en el pasado - va a resultar muy difícil y costoso el volver a frenarlas.

Por esas razones la iniciativa de algunos ciudadanos de poner en marcha el "YO ESTUVE" es un valeroso ejemplo moral para toda la ciudadanía. Muestra también - a pesar de los que se ha dicho - que hay reservas democráticas, valores morales y disposición solidaria en el pueblo oriental. Qué lo entienda la camarilla de la SCJ: no en vano tanta gente en este país ha sufrido tanto durante tan largos períodos. No juegen con fuego !

Si se condena a un solo ciudadano por la solidaridad expresada con la Jueza Mota se habrá restablecido la existencia de presos políticos en el país. Y habida cuenta de que esa parece ser la intención es hora de profundizar la resistencia, DESDE YA, tal cual ejemplarmente nos ha marcado el camino la inciativa "YO ESTUVE". Desde ya TODAS LAS ORGANIZACIONES SOCIALES, DE LOS DDHH, EL MOVIMIENTO POPULAR, LOS SINDICATOS, EL PIT-CNT, LOS ESTUDIANTES Y EL CONJUNTO DE LAS ORGANIZACIONES SOCIALES Y POLÍTICAS DEBEN DE EMITIR PRONUNCIAMIENTOS FIJANDO UNA POSICIÓN CLARA EN DEFENSA DE LA DEMOCRACIA Y LAS LIBERTADES PÚBLICAS. Alertar a todos sus integrantes y a la ciudadanía en general y advertir a la SCJ, al conjunto de la derecha, AL MINISTERIO DEL INTERIOR Y AL GOBIERNO, que NO SE VAN A ACEPTAR NUEVAMENTE MEDIDAS DE CORTE FASCISTA. El Frente Amplio particularmente debe de pronunciarse de manera terminante. Si no lo hace seguirá siendo el silencioso cómplice de un proceso que iniciado por el Presidente Mujica se ha desbocado.Y en este mismo proceso EXIGIR UN TOTAL ESCLARECIMIENTO SOBRE EL FICHAJE POR PARTE DEL MINISTERIO DEL INTERIOR DE LOS POLICIALMENTE DENOMINADOS ANTISISTEMA, hecho que atenta contra todos los derechos democráticos.

Hacemos un llamado especial a todos los uruguayos residentes en el exterior a desde ya ponerse en estado de alerta ante la eventualidad de nuevos presos políticos en Uruguay. Y de tomar contacto con la enorme cantidad de organizaciones sociales, de los DDHH, sindicales y políticas que ya han manifestado su solidaridad en relación al atropello contra la Jueza Mota. No pasarán !

Colectivo del Blog Noticias Uruguayas





ACOMPAÑANDO A LA JUEZA MARIANA MOTA

Campaña para asumir por qué cada uno fue el viernes a la SCJ durante el acto de traslado de la jueza Mariana Mota.

A iniciativa de varias personas movilizadas por el traslado de Mariana Mota y lo sucedido el viernes en la sede de la SCJ, que derivó en una denuncia penal por “ocupación” por parte de los ministros de la Corte, se puso en marcha ayer una plataforma para que todos aquellos que asistieron, y quieran hacerlo, asuman públicamente su presencia en el lugar en rechazo a la medida y en respaldo a la magistrada. La propuesta es que cada uno fundamente por qué decidió concurrir.

Para sumarse está disponible el correo:  yoestuve@adinet.com.uy
y el bloghttp: //yoestuveenlascj.blogspot.com/.

Entre los impulsores de la convocatoria se encuentran grupos y activistas en defensa de los derechos humanos, entre ellos Carlos Casares, Soledad González, Sara Méndez e Ivonne Trías, que fue la primera que bajo la consigna común “Yo estuve” explicó sus razones.
COMCOSUR

Yo estuve


Siempre somos los mismos», dijo una colega cuando nos encontramos en la SCJ. Pero aunque muchos de nosotros nos conocemos desde las primeras luchas contra la impunidad, los argumentos que nos mueven no siempre son los mismos. Los cambios y las permanencias forman hoy una trama distinta que es bueno explicitar.

Yo estuve

Estuve en la sede de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) el viernes 15 a las 10 de la mañana y me quedé hasta que la jueza Mariana Mota se fue por la calle Soriano, caminando con su familia. 

Estuve allí porque la justa convocatoria se deslizó por una pista aceitada de indignación: la gravísima señal de la SCJ hacia la totalidad de las luchas contra la impunidad. Y la indignación es una señora emoción, de esas que hacen caminar a las reflexiones, las sostienen y si es necesario las empujan. 

Estuve porque el traslado de Mota a la órbita civil es una forma sumaria de desamparar una vez más las causas en las que ella había acumulado el estudio y el trabajo de muchos años. Es inaceptable disfrazar de inocencia un acto de poder como ese y pretender naturalizarlo con tal hipocresía: «¡Felicitaciones señora jueza, es usted la ganadora de un traslado!».  

Porque la campaña contra la jueza Mota ofende doblemente, por injusta y por obvia. ¿Por qué las declaraciones públicas del ministro de la SCJ Jorge Chediak (respaldado por el también ministro Daniel Gutiérrez) reclamando mayores penas para «los menores» así como sus críticas a la lentitud, insuficiencia y benevolencia del Código de la Niñez y la Adolescencia son válidas y las declaraciones de Mota sobre la lentitud y falta de políticas hacia los crímenes de lesa humanidad no lo son? 

Estuve allí porque desde hace muchos años, demasiados, estamos investigando por nuestra cuenta –como víctimas, como familiares, como ciudadanos– crímenes que deberían ser investigados por la Justicia. Ni durante ni después de la dictadura el Estado investigó nada. Y cuando aparecen, como flores en el mar, magistrados que asumen esta responsabilidad se los desprestigia, se los ataca y se los aparta de sus funciones. Y eso no es en aras de mejor servicio: eso es un bloqueo político inaceptable. 

Estuve porque cada vez me resulta más burdo el espanto social ante la nueva marginalización urbana (la que ya no es producto de la pobreza sino de la desigualdad) y el reclamo de penalización severa a los delitos que de allí provengan mientras se perdona, por acción u omisión, a criminales de Estado y a privados poderosos. 
Porque entiendo que la solidaridad debe ser ante todo práctica. Solidaridad con Mariana Mota y esfuerzo de actuar juntos cuando todo alrededor estimula la fragmentación y la quejumbre. 

Estuve porque sé que gestos como este de la SCJ son una fuente poderosa de descorazonamiento, de desrresponsabilización de todos en todo. No quiero vivir en una sociedad así y sobre todo no quiero una sociedad así para nuestros hijos. 

Ivonne Trías

martes, 19 de febrero de 2013


Sí, estuve. Y sigo estando.
Mi maestro Darcy Ribeiro, que estuvo exiliado en Montevideo, entre muchas otras cosas me enseñó que hay que elegir entre los indignos y los indignados. 
Yo estuve, y seguiré estando, codo a codo con todos los uruguayos que no han perdido su capacidad de indignación.

Estuve porque no creo que la indignidad sea nuestro inevitable destino. 
Estuve, y seguiré estando, para acompañar a quienes nos recuerdan cada día que no estamos condenados a resignarnos ante la impunidad de los criminales que se visten de civil sólo porque estamos en carnaval. 

Estuve para estar, como estuvimos todos los que estuvimos, junto a Mariana Mota, la jueza cuya valentía es la sal de la tierra nuestra.

Eduardo Galeano
------------------------------------------------------- 
Yo estuve porque no quiero más dilatorias, no quiero más manoseo, quiero justicia.
Estuve porque los años pasan y las arbitrariedades no. Porque apoyo a la jueza Mariana Motta en su accionar y en sus reclamos frente a la piedras que han puesto en el camino de la investigación de casos de lesa humanidad.
Y porque tenemos el derecho de decir que así no se hace justicia.

María Alejandra Bonet
                                     
-----------------------------------------------------------
No estuve pero estoy. Me solidarizo con la Jueza Mariana Mota y también con todos aquellos que se hicieron presentes para manifestar pacificamente su apoyo ante la Suprema Corte de Justicia y nos representaron a los muchos que no pudimos estar allí.

Javier Zeballos
CI: 1.842.961-4
------------------------------
---------------------

Yo también estuve en la SCJ y estaré en el Palacio legislativo cuando se dignen a dar las explicaciones que no existen!

silvana pissano
-------------------------------------------------------------

Llevaba unas chinelas porque fui a una concentración pacífica. ¡Qué lindo tanta gente autoconvocada en tan poco tiempo! Sentía la necesidad de rechazar la arbitraria  decisión política de la Corte al remover a la jueza Mariana Mota para trabar las causas radicadas en su juzgado. El Juzgado Penal de la Dra. Mota estaba siendo de hecho ese juzgado especializado en  delitos de lesa humanidad que reclaman las organizaciones de familiares y los movimientos sociales. Al borrar de un plumazo lo que venía funcionando correctamente, el mensaje de los ministros de la Corte no era inocente, apuntaba al desalentar a los que luchan por Verdad y Justicia y a reanimar los que defienden la impunidad de los crímenes de lesa humanidad. Uno no puede permanecer indiferente ante tamaño despropósito y tiene derecho a indignarse con ese grupo de jueces que vulneran las aspiraciones de amplios sectores de pueblo. Frente a la manifestación pacífica los ministros de la Corte tenían varias opciones para cumplir sus funciones sin otras consecuencias que oír algunos cánticos y consignas. Podían haberlo hecho, pero fruto de su alma reaccionaria  eligieron la intervención de los grupos de choque que el Ministro Bonomi envió  prestamente. Lógicamente la policía sólo sabe actuar reprimiendo y lógicamente la decisión de la Corte terminó en forcejeos y empujones. ¿Alguien puede decirme cómo se emplaza a la Corte para rinda cuenta de las consecuencias de su decisión? 

¡Arriba los que luchan!

Jorge Zabalza     


Estuve el 15 de febrero a las 10 de la mañana en el Pasaje de los Derechos Humanos para recordarle a la Suprema Corte de Justicia que debe hacerle honor al nombre de su explanada.
Estuve...porque el NUNCA MAS no se decreta sino que se construye, y estoy convencida de que la lucha por Memoria, Verdad y Justicia que lo garantice, se da desde la sociedad civil. Lo cual ha sido demostrado: desde éstas con el trabajo sostenido durante tantos años; y desde todos los gobiernos desde la reapertura democrática, con la vergonzosa omisión y desidia. El Frente Amplio ha convertido su compromiso histórico de saldar las deudas del pasado reciente en letra muerta,

Estuve...porque trasladando a la Jueza Mariana Mota "no se acaba el mundo", pero si la única posibilidad presente y real de comenzar a sanar las heridas mas dolorosas, lo cual solo podrá lograrse a través del necesario esclarecimiento de los hechos y castigo de los terroristas de Estado.
Estuve...porque utilizando las mismas palabras que el Presidente José Mujica pero con un significado que por suerte me deja en la vereda de enfrente, "me da vergüenza lo que paso en la SCJ"...el miércoles 13, me pareció "algo feo, muy feo y ojala no hubiera pasado"
Estuve...porque no concibo que transcurramos anestesiados y pasemos de largo cuando se pretende condenar a este país a repetir su pasado, a vivir en la impunidad que se cuela por los recovecos menos pensados, viajando al presente y catapultándose como una herencia para las futuras generaciones. 
Lo que protagonizamos el viernes 15 frente a la SCJ fue un hecho inédito, al decir de José Luis Rebellato existen "practicas que encierran una intencionalidad transformadora y que nos transmiten el mensaje de que este mundo tiene que cambiar. Practicas que conforman un mar de fueguitos. No siempre coherentes, no sistematizadas suficientemente, cargadas de logros y de fracasos, a veces no evaluadas. Nacidas de la fuerza del movimiento y de la potencia instituyentes,..Muchas veces pasan desapercibidas, otras veces son desvalorizadas, otras son utilizadas por el propio sistema
y otras son limitadas, desconocidas y alejadas de la construcción de un proyecto político alternativo. A veces usadas por la derecha y paradojalmente, a veces omitidas por la izquierda. Practicas que articulan lo micro y lo macro, la organización y los procesos pedagógicos, las respuestas a necesidades y las culturas, los símbolos, los ritmos. Practicas cargadas de utopia, pero que a la vez buscan dar respuestas concretas...Su novedad, no siempre manifiesta, por momentos no nos deja vislumbrar que quizás allí se está construyendo lo inédito" (Ética de la Liberación; 2008:17-19)
Manuela Abrahan

-------------------------------------------------------------


La primera razón por la que concurrí ese día, es seguramente la indignación. Indignación que es producto de lo arbitrario y hasta prepotente del traslado de la jueza Mota; aún admitiendo su legalidad. Creo que en principio esa es la reacción natural y lógica de un montón de gente, que siente, ante arbitrariedades como esa, indignación, dolor y decepción. 
Y la indignación, en este caso, no es producto de un hecho sorpresivo. Es producto de un conocimiento de lo que está en juego, y de la participación y el seguimiento a lo largo de muchos años de lo que es la lucha por los derechos humanos y el reclamo de justicia por los crímenes cometidos por la sangrienta dictadura que asoló nuestro país.
No es una indignación sorpresiva, si uno se decepcionó hasta el llanto cuando se votó la ley de impunidad, cuando uno trabajó denodadamente para recolectar las firmas para que hubiera referéndum contra esa ley, cuando militó activamente por el voto verde y se volvió a decepcionar, cuando trabajó nuevamente para que hubiera un plebiscito para anular la ley en 2009 y luego por la papeleta rosada y sufrió una nueva decepción. Cuando se decepcionó y se indignó nuevamente al ver que una ley de anulación fracasaba por la traición de un diputado, pero traición conseguida por el presidente y el vicepresidente que concurrieron al Parlamento a pedirles a los legisladores de su partido que no la votaran.
Lo que quiero decir, es que uno puede indignarse aún cuando en el hecho no haya sorpresa. Seguramente me indignaré nuevamente en muy poco tiempo la Corte declare inconstitucional la ley interpretativa de la ley de impunidad. Y si hay una manifestación ante la SCJ allí estaré, indignado
José Luis Perera
---------------------------------------------------------------------------------
 SÍ, YO ESTUVE AHÍ !!!...el viernes 15 de febrero estuve ahí,llegué pasadas las
11hs y allí me quedé hasta que la jueza Mariana Mota salió acompañada junto a
su familia...sí,estuve ahí, junto a tod@s l@s ciudadan@s que nos movía la
indignación ante el traslado de una jueza que venía haciendo su tarea con
idoneidad,vocación,sensibilidad y compromiso.
Estuve ahí por tod@s los uruguay@s que han quedado en el camino reclamando
justicia por sus seres queridos,por tod@s ell@s y por nosotr@s,no quiero seguir
viviendo en un país donde la impunidad ante crimenes tan aberrantes nos
acompaña día a día.
Alejandra Alvarez Acuña

Yo estuve en la Suprema Corte de Justicia porque el tema de la impunidad en nuestro país se tiene que resolver, sin lo cuál esta sociedad seguirá siendo una sociedad enferma   , que habilita la repetición de crímenes de lesa humanidad cometidos en la última dictadura cívico militar.
Fui a la SCJ porque me resultan absolutamente intolerables, la mentira, y la manipulación de este gobierno, que habiendo tenido mayoría parlamentaria no terminó con la  ley de caducidad.
Fui porque era importante romper el silencio y señalar la hipocresía.
Fui  exiliada política  y si sobreviví no es para  olvidar.
Fui en apoyo a la jueza Mariana Mota por ser jueza y mujer con dignidad,  que llevó adelante las investigaciones de crímenes cometidos durante la dictadura.
Me han convocado los compañeros muertos y desaparecidos; el aire irrespirable en el que vivimos; de miradas esquivas y la  tristeza que nos habita.
Por un ya basta de impunidad, por verdad y justicia por el esclarecimiento de todos los crímenes cometidos en dictadura.

Sandra Petrovich
C. I  1 207 027 -7    
------------------------------------------------------------------------

Quitaron a la Jueza Mariana Mota de deberes que exigen un extraordinario
valor y que efectivamente cumplía. Lo hicieron sin explicación.  Fui
tranquilamente a que al menos me hablaran sus ojos. Me devolvieron la
mirada de Filocleón.
Angel Vera

-------------------------------------------------------------------------
  
Y seguiré estando todas las veces que sea necesario
Marcelo Otero Dïaz
--------------------------------------------------------------------------

yo fui a la scj,el 15 de febrero a las 10 hs.-porque fui? por mis
amigos desaparecidos,por los que no conoci pero dieron su vida por mi,
que estoy viva.-porque no se puede ser indiferente a tremendo atropello
de la jueza.-porque ayer fue el juea gatti,luego mirtha guinze,hoy
mariana motta.-mañana le puede tocar a otro juez que investigue sobre
desaparicion forzada,robo de niños,torturas,violaciones a mujeres y
hombres.-tenemos derecho a saber donde estan y que paso.-tenemos
derecho a saber que habia en el avion de air class,a pesar de las
trabas que pone el simiosimil de eleuterio fernandez huidobro.-fui por
VERDAD Y JUSTICIA.-POR NUNCA MAS,POR LOS NIÑITOS QUE FALTAN.-

------------------------------------------------------------------------------------

Yo estuve el viernes 15 p.p. en la sede de la Suprema Corte de INjusticia, respondiendo a la convocatoria que hicieran las organizaciones sociales de DD.HH. de las cuáles me siento parte, me siento hermano con ellas.

No es extraño que estuviera, como he estado siempre en los actos reclamando Justicia. Extraño para mi sería, no haber estado y leer las fantocheas de los medios, o ver lo que la TV quiso mostrar como un todo desorden, caos, violencia.

Estuve porque hay que canalizar la rabia, impotencia e indignación frente a la impunidad, y que mejor que hacerlo en una acción colectiva.

Estuve porque me da vergüenza lo que hicieron con la Dra. Mota, desconociendo su trabajo y su idoneidad en el cargo.

Estuve porque me sentí burlado como ciudadano, que por un lado se hable de el desempeño de los funcionarios públicos, y que estos ‘señores’ saquen de su lugar a una funcionaria que trabaja bien y digan encima que es un 'premio'.

Estuve porque me indigna que se desconozca la preparación que esta Jueza puso (de su propio tiempo y bolsillo) para desempeñarse óptimamente su cargo.

Estuve porque me da asco que los ministros enmascaren sus decisiones, y tengan la poca decencia de hacer evidentes sus actos de compincheria con los violadores de los DD.HH..

Estuve porque quería verle la cara a estos ‘señores’, y que nos dijeran sus razones. Pero la cobardía, la misma que anima a los ‘viejos presos’ por delitos de lesa humanidad, se les contagió y se refugiaron en la policía para hacer sacar al Pueblo de ese ‘palacio’.

Estuve y seguiré estando porque la Justicia es cuestión de todxs, y no voy a ser complice de los chanchullos que unos pocos ‘iluminados’ quieran hacerme creer que son justos.
Pablo Stratta Texeira
4:439.903-3
 -----------------------------------------------------------------

Estuve y estaré cada vez que sea necesario defender la Memoria, exigir la Verdad y pedir Justicia!!
Tuvimos, mi familia y yo, la preciosa oportunidad de conocer a la Jueza que llevó nuestro caso adelante, que investigó, que se la jugó, pero sobre todo que nos transmitió esperanza, esa que nunca se pierde, un ser humano con una calidez y una comprensión hacia todas las víctimas que te hacía sentir que era posible saber la verdad, construir la memoria y hacer justicia.
Pero también estuve por todos los demás, por los que no tienen a nadie que pida por ellos, por los que quedaron por el camino exigiendo saber que pasó.
Por todos los que han luchado de forma incansable para que no haya Impunidad en este país.
Por Carlos Lucantis, amigo de mi viejo en los peores momentos, que era argentino, y que militó para el MLN ayudando a mi padre, y se encuentra desaparecido en Buenos Aires desde el 20/05/1976.
Para que se cumplan las sentencias de las Organizaciones Internacionales que velan por los DD. HH.
Porque a pesar de todo creo en la Justicia, porque creo en el hombre nuevo, como me enseñaron mis padres y yo se los enseño a mis tres hijos.
Porque no quiero que les roben la niñez y la juventud a nadie más...en este país insignificante en el mapa, pero grande por su gente.
No tengo rencor, el día que me enteré del traslado de la Dra. Mota, tenía rabia, luego se transformó en angustia...son 37 años de búsqueda.
Pero eso me dará más fuerza para seguir adelante, para no abdicar de lo que creo que debe hacerse.
Eso me dejó mi viejo, la convicción de llegar a morir por lo que se piensa.
De morir con las botas puestas, con dignidad.
Estuve y estaré por todos.
PRESENTES, AHORA Y SIEMPRE!!

Adriana LERENA TABEIRA
C.I. 1.769.089-4

Yo estuve.

Yo estuve el viernes 15 de febrero en la Suprema Corte de Justicia, acompañando a la Jueza Mariana Mota, a la que sentí sorprendida, creí ver angustiada y presentí impotente

La noticia de su desplazamiento del juzgado penal llegó en plena semana de carnaval, cuando tantos uruguayos se alejan de la capital, del calor, del trabajo y del estudio para descansar en las playas.

La decisión de la SCJ me sorprendió, me afligió y me indignó. Me indigna que se tomen estas decisiones arbitrarias, y me indigna que nos mientan en nuestras propias narices, diciendo hipócritamente que se trata de una rotacion natural para mejorar el servicio.

Ha triunfado –una vez más– el poder inmenso de la impunidad que, a través de todas sus formas desde la brutal e inconstitucional amenaza de los propios encauzados y sus protectores de turno, hasta la lenta y destructora burocracia, desde cada uno de los tres poderes, el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, en gobiernos de los tres partidos mayoritarios: Frente Amplio, Partido Nacional y Partido Colorado.

Mi indignación no es emotiva, es profundamente reflexiva, pero crece cuando suceden hechos como esta decisión de la SCJ, que tiene un solo contenido, y es político. ¡Por favor!, que los supremos jueces no se rasguen las vestiduras como seres impolutos por encima de los demás. Sus posturas no son otra cosa que posturas políticas para torcer el destino de justicia que reclamamos desde hace muchísimos años.

Yo estuve este viernes 15 de febrero, frente y dentro del Palacio Piria, hermosa sede de la SCJ acompañando a la jueza Mariana Mota removida injustamente, acompañando y sumando la indignación de tantos compañeros

Conozco nuestra Constitución y los tres pilares independientes, los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la “promocionada” democracia, pero en todos ellos la presencia y la voz del ciudadano no debe estar acallada, ni filtrada, ni prohibida, porque estos poderes están en manos de ciudadanos, tan iguales, tan injustos, tan políticos, tan corruptos o tan interesados como cualquier ciudadano.

Yo estuve porque siento dentro mío cada día más el llamado de los desaparecidos, de los muertos, de los torturados, de los presos, de los exiliados. Porque me llama de adentro la palabra de Carlos María Gutiérrez:

“Y sepan que solo muero
si ustedes van aflojando,
porque el que murió peleando
vive en cada compañero”.

Por todo esto, yo estuve.

Carlos Casares
19.02.2013

----------------------------------------------------------

Yo estuve en la Suprema Corte de Justicia acompañando a Mariana Mota.

Estuve, porque hace muchos años, me enseñaron (y no precisamente en el liceo), que cuando una persona de lo más valioso que tiene (en el acierto o el error), su vida, merece todo nuestro respeto. Y yo tenía que estar.

Estuve, porque mi madre murió en el 2005, convencida de que con el FA, había llegado la integridad, la coherencia y el tiempo de la honestidad. Y no llegó. Y yo tenía que estar.

Estuve, porque cuando recién escuché el término “desaparecidos”, ingenuamente (y no fui la única), creí que se trataba de eso: que no se sabía dónde estaban, pero que estaban con vida. Y ya estaban muertos, torturados, denigrados, y a veces lanzados al mar con vida. Y yo tenía que estar.

Estuve, porque aunque ya no me interesa lo político partidario, porque es una repartija de poder, olvidándose de principios y fundamentos, el tema Derechos Humanos no tiene partido. Y yo tenía que estar.

Estuve, porque aunque hace ya mucho que me dejó atrás el tiempo en que algo social me conmovía profundamente (lo más cercano que recuerdo es los diferentes homenajes al maestro Julio Castro, y la concentración con motivo del hallazgo de los restos de Ubagesner Chávez Sosa, en que pude ir a las corridas en mi hora de descanso). Pero la lucha continuada, empecinada, honesta y respetuosa que dio Mariana Mota por nuestros desaparecidos, y el precio que tuvo que pagar, sí me conmovió. Y yo tenía que estar.

Estuve, porque miro la cara de Luisa Cuesta, y leo entrevistas que le han hecho, y no puedo permitir que recorra el final de su camino sin saber dónde están los restos de su hijo, y ver que se haga justicia. Porque para cerrar un ciclo, como es la pérdida de un ser querido, se necesitan sus restos. Y yo tenía que estar.

Estuve, porque he trabajado con gente mucho más joven que yo, que cuando veían un libro escrito por ex presas políticas uruguayas, decían “Ah, más de lo mismo”. ¡Y vaya si habrá para decir, sin que sea más de lo mismo! Y yo tenía que estar.

Estuve, porque creo que uno se define por sus conductas, que están basadas en valores. Y la lucha por Memoria, Verdad y Justicia, quizás sea el único anclaje social que me va quedando. Porque es saludable, es necesario, es imprescindible hacer todo el recorrido como sociedad. Porque no es tener los ojos en la nuca. Es cerrar heridas que están abiertas, y respetar el dolor, pero ahora con todos los elementos sobre la mesa. Y yo tenía que estar.

Y por todo lo dicho, volvería a estar.
 Anna Sibilia
yo estuve  aunque no fisicamente, pero con toda mi alma¡¡¡¡¡ por mi conviccion que ningun pueblo puede continuar sin verdad y justicia, por los que siguen buscando, no mas ocultamientos no fue ya suficiente????¡¡¡ basta de impunidad¡¡¡¡¡

Brenda

----------------------------------------

¿Por qué estuve en la Suprema Corte de Justicia?

Porque luego del sabotaje que hicieron los sectores políticos a la segunda campaña por la anulación de la Ley de Caducidad, el desparpajo que tuvo el Presidente y el Vicepresidente al ir a indicarle al Parlamento lo que tenía que hacer con la Ley Interpretativa, después que los milicos encapuchados le mandaron a Mujica un video que sólo él vio. ¿Qué decía? ¿Por qué no lo mostraron?

Porque el 1 de noviembre de 2011, 28 compañeras ex presas políticas de la dictadura, denunciaron en Canal 12, en el Programa Esta boca es mía, conducido por la periodista Victoria Rodríguez, que todas la mujeres que pasaron por los cuarteles fueron violadas sexualmente, entre ellas niñas de trece años de Treinta y Tres (!!!!) por los Oficiales y la tropa. Porque no se les movió un pelo a todos los políticos ante semejante denuncia.

Porque el 22 de noviembre de 2012  se realizó en la Facultad de Ciencias Sociales la jornada "A 25 años de la Ley de Caducidad Momentos, actores y argumentos de un tema inconcluso". En ella participó Oscar Urtasún integrante de la organización Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos, quien luego de la lectura de un documento de Familiares, respondiendo a una pregunta de si Familiares había participado en algún Pacto expresó: “[…] El único pacto que se le propone a familiares, fue en el gobierno de Tabaré Vázquez… ‘Bueno, Uds. Proponen todo o nada, y eso ha fallado. Vamos a meter en cana a siete u ocho milicos y ya queda todo solucionado, porque sino esto no conduce a nada’”. (Versión grabada del Encuentro). 

Porque la impunidad también se encuentra en los cajones de los parlamentarios, allí están los documentos que prueban los ilícitos económicos de la dictadura. Allí están los documentos que prueban el robo por parte de los militares de 400 millones de dólares en la Represa de Palmar. Duermen en los cajones de diputados y senadores ¿por qué ningún parlamentario ha dicho nada?

Porque estamos asistiendo al desgate de la democracia representativa, donde los poderes no se respetan a sí mismo, donde el Poder Ejecutivo le ordena al Poder Judicial y el Legislativo le pide cuentas. ¿Dónde está el principio de separación de poderes, tan pregonado por los políticos.

Por eso apoyé a Mariana Mota, porque se atrevió con el expediente de Ronald Scarcela (tupamaro asesinado en democracia y nunca aclarado). Arremetió contra 50 causas de violaciones a los derechos humanos y también la emprendió “con lo que había” en el avión que “cayó” en el Río de la Plata.

Por todo eso fui a la Suprema Corte de Justicia y junto con los jóvenes no retiramos cuando lo hizo la jueza Mariana Mota. Donde esté esta digna magistrada podemos pensar que hace todo lo posible para que se administre justicia, en un Uruguay donde desgraciadamente campea la Impunidad.
Por eso estuve y como dijo un viejo compañero: VOLVERÍA A HACERLO.

Manuel Marx Menéndez (Marxito)
CI: 1.217.845-3

martes, 19 de febrero de 2013

¿por qué estuvieron?

Por que sin Verdad , Memoria y Justicia, no podremos derrotar la impunidad instalada en la sociedad uruguaya. Por esto y por mis derechos como denunciante a que se investiguen los crimenes de lesa humanidad . Basta de Impunidad !!!

Alicia Martinez Albergati
 
-------------------------------------------------------------
Lamentablemente no pude estar allí, pero el sentimiento de búsqueda inclaudicable por verdad y justicia que comparto con todos los compañeros y familiares si estuvo presente. Pobres de los canallas que se metan con los luchadores, el pueblo les hará pagar. Estamos con ustedes compañeros.
 
Gonzalo Iglesias
--------------------------------------------------------------
 
El 15 de febrero del 2013, estuve en la SCJ para ejercer el derecho de manifestar mi repudio frente al hecho de que la jueza Mariana Mota fuera trasladada de forma arbitraria e injustificada a la justicia civil, no porque no crea que en cualquier ámbito puede desarrollar un excelente trabajo, estoy segura de que lo hará, si no porque nuestros ya demasiado vapuleados DDHH pierden a una jueza imparcial, con enorme conocimiento en la materia y capaz de investigar todos los casos que los violan sin doblegarse frente a las presiones de los militares y de los políticos que los encubren. Lo hice porque estoy cansada de que en este país “de primera“, se olviden de que lo primero y básico es que se respeten esos derechos. Estuve porque quiero justicia para quienes aún sufren la desaparición y la muerte de sus seres queridos. No quiero que los culpables sientan que la impunidad los protege y que pueden volver a asesinar, a torturar, a encarcelar  y a reprimir a nuestro pueblo. Lo volveré a hacer todas las veces que sea necesario hasta que dejen de mentir y de manipularnos, hasta que tengamos Verdad y Justicia. El mayor de mis respetos a la Jueza Mariana Mota.
 
Veronika Engler
 
-------------------------------------------------------------
 
YO ESTUVE
ELENA FONSECA

martes, 19 de febrero de 2013

+ adhesiones en el mail

Yo también estuve porque considero un atropello mas el traslado de la jueza Mota,de los tantos que se han venido haciendo durante muchisimos años,en fabor de entorpecer la justicia e imponer la impunidad de los genocidas del pueblo uruguayo.Además del buén trabajo que por primera vez en muchos años la jueza Mota ha venido desarrollando por el esclarecimiento de los crimenes de la dictadura,a mi criterio, mas despreciables,viles, luctuosos  y vergonsozos cometidos por el terrorismo de Estado en Uruguay,su traslado,siempre a mi criterio,no busca mas que de nuevo enlentecer este proceso ya de por si demasiado demorado,con el cometido de, en definitiva, diluir y dejar sin efecto las causas de los enjuiciados en el tiempo .Para mi, darle a entender a la SCJ nuestra desconformidad con la medida por ellos tomada, además de un recordatorio de que en una buena parte del pueblo Uruguayo no habrá nunca NI OLVIDO NI PERDON de esos crimenes,es un ejercicio de democracia.

Eduardo Gustavo Niz (Chidoro)

--------------------------------------------------------------------------------------

Buen día, yo estuve en la sede donde funciona la Suprema Corte de Justicia el día viernes 15 de febrero.
Fui porque quería apoyar a la Sra. Jueza Mariana Mota por su trabajo en los casos de violaciones de los DDHH que estaba investigando desde hace tiempo.
Y para demostrar mi incredulidad y mi sorpresa y mi dolor ante la decisión de la Suprema Corte de cambiar a la Dra. Mota del área de trabajo que tan seriamente y con toda dignidad vino desempeñando.
Increíblemente, nos enviaron fuerzas de choque, y luego, un grupo de policías. Imagino que les habrá dado vergüenza tratarnos tan despiadadamente a quienes éramos, en gran mayoría, personas de avanzada edad apoyando la legalidad, la decencia y la Justicia.
Tienen tanto miedo que deben tener la conciencia sucia.
Si no, ¿porqué nos temen?
Entiendo que Sanguinetti y muchos otros que han gobernado, tengan miedo, pero los jueces...
El tema más que los militares violadores de DDHH, me parece, es la presión de los civiles involucrados.Esos mismos que han apoyado y apoyan la impunidad. No sólo Juan Carlos Blanco debería estar en prisión.
Esos que además, dicen que no tenemos derecho a investigar o al menos, a preguntar, llamándonos "bestias".
Las bestias son ellos. Con perdón de los animales.

Atentos saludos.

Carmen Ferrera

------------------------------------------------------------------------------------

Yo estuve en la suprema corte de justicia ese día, como también estuve junto a miles de uruguayos enfrentando y resistiendo el golpe de estado  en nuestro país.
Yo como miles de uruguayos recibimos como castigo la tortura, la cárcel y otros el exilio.
Y lo más triste y deleznable fue el resultado de personas asesinadas y desaparecidas durante el régimen cívico-militar que ensombreció nuestra historia.
Un pueblo sojuzgado durante casi doce años;  a las botas militares y civiles cómplices,  que nos condenaron a la miseria y persecuciones constantes:Merece respeto
Muchas décadas llevamos buscando a nuestros desaparecidos, que fueron escondidos, enterrados en predios militares.
La constante memoria, y ejercicio de aunar voluntades por  verdad y justicia que una sociedad necesita, solo  se logra a través de la justicia.
Y la jueza Mariana Mota está siendo sometida a una persecución, incalificable   por la suprema corte de justicia por la razón de tener la mayoría de causas entradas a su juzgado relacionada con  delitos de lesa humanidad  cometidas por los agentes del estado uruguayo.
La verdad sigue siendo mutilada, obstaculizada y el deber ético y moral de todo aquel que se precie de ser un buen uruguayo,  debería reforzar las filas frente a  esta embestida  que solo busca la criminalización de la libertad de expresión.

Martha Passeggi.

--------------------------------------------------------------

Yo estuve por todas las razones que explica Ivonne y mucho mejor de lo que lo haría yo.
Pero también estuve porque la impotencia no es buena amiga y sentí que al estar allí estábamos de alguna forma llevando con nosotros a nuestros queridos desaparecidos a decir Presente.
Yo estuve porque me vino a la cabeza la imagen del día del desafuero de Erro y el golpe que significó para el Parlamento uruguayo y el avance del golpe de estado.
Yo estuve como estuve en el desafuero, porque este golpe a la justicia no quiero que se transforme en un golpe mortal a la impunidad.
Yo estuve y en un momento se me cayeron las lagrimas por sentir que esto esta pasando en un gobierno frenteamplista y me enfureció  ver solo a 2, no vi a nuestros dirigentes parlamentarios. Ellos no son dueños de sus lugares, deben representar a quienes los votamos y honrar su lugar ya que sin los desaparecidos, los presos y todo el pueblo uruguayo hoy no estarían donde están. No somos pocos, somos en ultima instancia el 48% de los uruguayos, casi la mitad. Casi todos los frenteamplistas que queremos Verdad y Justicia.

Charo Ache

1 comentario:

Anónimo dijo...
Graciela Martirena

Yo estuve en la SCJ. No podía dejar de acompañar a la jueza Mariana Mota en esos momentos tan desgraciados para ella y para todos nosotros.
19 de febrero de 2013 11:12

martes, 19 de febrero de 2013

+ adhesiones

Yo estuve allí. Muchos me convocaron a hacerlo. Me convocó Quica Errandona, Maria Esther Gatti, Tota Quinteros, Blanca Artigas, Violeta Malugani, Irma Hernandez, Luz Ibarburu y tantos que no pudieron físicamente estar allí, pero vaya si estaban!

 Me convocó la estatura de una mujer, de una magistrada, que junto a otros operadores del sistema judicial – muy pocos, aun por desgracia-, me enseñaron con su ejemplo, que el saber jurídico puede ser un instrumento liberador. Y porque como bien dijo el canciller Luís Almagro era importante dar un mensaje firme de reconocimiento al trabajo que hizo Mariana Mota, y dar una señal a aquéllos que pueden ser futuros Mariana Mota de que es importante que se haga ese trabajo y que no los dejaremos solos frente a las arbitrariedades y las injusticias.

Raúl Olivera Alfaro
.605.589-9

 -----------------------------------------------------------------
 YO ESTUVE, junto con decenas de uruguayos, indignados, violentados, ante un acto de injusticia, esta vez producto de una decisión de la Suprema Corte de Justicia de nuestro país. Porque aún tenemos la reacción sana de protestar, de gritar a pesar que vivimos años de dictadura, a pesar de la impunidad instalada durante décadas, con la complicidad de cíviles y militares. Porque no quiero una justicia obsecuente con el poder político, que se ha escudado hasta ahora en una ley, claramente inconstitucional, que interfería en su función de investigar y castigar y no demandó contra ello. Porque el traslado de la jueza Mota, es una triquiñuela reiterada, ejemplarizante, para el logro de la homogeneidad, que expulsa, aísla, a los que son capaces de enfrentar los códigos no escritos, pero conocidos por los funcionarios judiciales. Porque estamos cansados de esperar durante décadas y los muertos cada día nos pesan más. Por eso YO ESTUVE.
Sara Méndez 

-----------------------------------------------------------------

 YO ESTUVE ALLI. QUE NOS CITEN A TODOS

 LAURA CABRERA SAN MARTIN PERIODISTA 

-----------------------------------------------------------------

 Estuve en la sede de la Suprema Corte de justicia acompañando no solo a la jueza mariana mota y solidarizándome con ella, en un traslado injusto, arbitrario, tratando de desconocer su trabajo serio y apegado a toda la normativa nacional e internacional referida a la VIOLACIÓN DE DERECHOS HUMANOS. TAMBIÉN SOLIDARIZÁNDOME CON TODOS LOS COMPAÑEROS QUE HOY MANTIENEN DENUNCIAS DE TORTURAS, Y VEJÁMENES MANTENIENDO EN ALTO LA BANDERA CONTRA LA IMPUNIDAD. PORQUE LO URUGUAYOS NOS MERECEMOS UN PAÍS SIN IMPUNIDAD!! Porque no puedo dejar de apoyar a los mas valientes y defensores de la democracia. Abrazo a todos los luchadores sociales.

Ana Vignoli

1 comentario:

Manuela Abrahan dijo...
Estuve el 15 de febrero a las 10 de la mañana en el Pasaje de los Derechos Humanos para recordarle a la Suprema Corte de Justicia que debe hacerle honor al nombre de su explanada.
Estuve...porque el NUNCA MAS no se decreta sino que se construye, y estoy convencida de que la lucha por Memoria, Verdad y Justicia que lo garantice, se da desde la sociedad civil. Lo cual ha sido demostrado: desde éstas con el trabajo sostenido durante tantos años; y desde todos los gobiernos desde la reapertura democrática, con la vergonzosa omisión y desidia. El Frente Amplio ha convertido su compromiso histórico de saldar las deudas del pasado reciente en letra muerta,
Estuve...porque trasladando a la Jueza Mariana Mota "no se acaba el mundo", pero si la única posibilidad presente y real de comenzar a sanar las heridas mas dolorosas, lo cual solo podrá lograrse a través del necesario esclarecimiento de los hechos y castigo de los terroristas de Estado.
Estuve...porque utilizando las mismas palabras que el Presidente José Mujica pero con un significado que por suerte me deja en la vereda de enfrente, "me da vergüenza lo que paso en la SCJ"...el miércoles 13, me pareció "algo feo, muy feo y ojala no hubiera pasado"
Estuve...porque no concibo que transcurramos anestesiados y pasemos de largo cuando se pretende condenar a este país a repetir su pasado, a vivir en la impunidad que se cuela por los recovecos menos pensados, viajando al presente y catapultándose como una herencia para las futuras generaciones.
Lo que protagonizamos el viernes 15 frente a la SCJ fue un hecho inédito, al decir de José Luis Rebellato existen "practicas que encierran una intencionalidad transformadora y que nos transmiten el mensaje de que este mundo tiene que cambiar. Practicas que conforman un mar de fueguitos. No siempre coherentes, no sistematizadas suficientemente, cargadas de logros y de fracasos, a veces no evaluadas. Nacidas de la fuerza del movimiento y de la potencia instituyentes,..Muchas veces pasan desapercibidas, otras veces son desvalorizadas, otras son utilizadas por el propio sistema
y otras son limitadas, desconocidas y alejadas de la construcción de un proyecto político alternativo. A veces usadas por la derecha y paradojalmente, a veces omitidas por la izquierda. Practicas que articulan lo micro y lo macro, la organización y los procesos pedagógicos, las respuestas a necesidades y las culturas, los símbolos, los ritmos. Practicas cargadas de utopia, pero que a la vez buscan dar respuestas concretas...Su novedad, no siempre manifiesta, por momentos no nos deja vislumbrar que quizás allí se está construyendo lo inédito" (Ética de la Liberación; 2008:17-19)

Manuela Abrahan
19 de febrero de 2013 16:11

martes, 19 de febrero de 2013

Adhesiones que llegan al mail


Lamentablemente no estuve por que me enteré demasiado tarde de la convocatoria. Me solidarizo con los que sí estuvieron y comparto totalmente lo expresado por Ivonne Trías. Cuenten conmigo.

Carlos Gonzalez
----------------------------------------------------------------------------

Yo también estuve. Pero confieso que no estuve allí por justicia, sino por verdad y memoria. El boicot brutal e impune de la SCJ y sus cómplices poderosos al trabajo de la jueza Mota, me llena de indignación y de tristeza. En su libro TIEMPO PASADO, escribe Beatriz Sarlo: “La idea del ‘nunca más’ se sostiene en que sabemos a qué nos referimos cuando deseamos que eso no se repita.” ¿El presidente y su ministro de Defensa no quieren “viejitos en cana”, prefieren olvidar y hacer buenas migas con la cúpula militar? Me parece un disparate increíble, aunque reconozco que están en su derecho. Pero no en mi nombre por favor, ni siquiera en nombre de la enorme mayoría que los votó. Y confieso también que votaría con las dos manos cualquier propuesta destinada a esclarecer quiénes, cuándo y cómo secuestraron, torturaron, vejaron y asesinaron opositores a la dictadura, a cambio del compromiso de no meter presos a los confesos. Es lo que hizo Mandela, y me sigue pareciendo la alternativa más sabia.

 François Graña

 -----------------------------------------------------------------------------

Estuve en la SCJ, el 15 de febrero de 2013, de 10.30 hasta 14 hs. porque a la Jueza Mariana Mota se la trasladaba, sin explicaciones, dejándola afuera de lo que ha venido investigando y concretando sobre Derechos Humanos. Quiero saber el por qué. Porque este hecho indignante no puede estar rodeado de silencio. Porque es una amenaza grave hacia quienes trabajan con seriedad en el cumplimiento de la ley, en hacer justicia. No puede seguir sucediendo. Porque no quiero que la trasladen y quiero que continúe con sus investigaciones. Porque hace tiempo que la Jueza Mariana Mota sufre presiones, no precisamente de quienes estuvimos el 15 de febrero en la S.Corte reclamando un ¿POR QUÉ? Entonces sí asumo, estuve ese día en la SCJ.

Elsa Duhagon 

-------------------------------------------------------------------------------
 Yo estuve y lo ratifico.
 olga
 -------------------------------------------------------------------------------

No estuve físicamente pero sí con el corazón, por lo tanto corresponde que me cuenten

 Gabriel Moragues C.I. 1.323.694-5
 -------------------------------------------------------------------------------

2 comentarios:

Adriana Codevila dijo...
Lamentablemente no estuve pero cuenten conmigo que estare alli apoyando tan injusto traslado....
19 de febrero de 2013 15:07
José Luis Perera dijo...
La primera razón por la que concurrí ese día, es seguramente la indignación. Indignación que es producto de lo arbitrario y hasta prepotente del traslado de la jueza Mota; aún admitiendo su legalidad. Creo que en principio esa es la reacción natural y lógica de un montón de gente, que siente, ante arbitrariedades como esa, indignación, dolor y decepción.
Y la indignación, en este caso, no es producto de un hecho sorpresivo. Es producto de un conocimiento de lo que está en juego, y de la participación y el seguimiento a lo largo de muchos años de lo que es la lucha por los derechos humanos y el reclamo de justicia por los crímenes cometidos por la sangrienta dictadura que asoló nuestro país.
No es una indignación sorpresiva, si uno se decepcionó hasta el llanto cuando se votó la ley de impunidad, cuando uno trabajó denodadamente para recolectar las firmas para que hubiera referéndum contra esa ley, cuando militó activamente por el voto verde y se volvió a decepcionar, cuando trabajó nuevamente para que hubiera un plebiscito para anular la ley en 2009 y luego por la papeleta rosada y sufrió una nueva decepción. Cuando se decepcionó y se indignó nuevamente al ver que una ley de anulación fracasaba por la traición de un diputado, pero traición conseguida por el presidente y el vicepresidente que concurrieron al Parlamento a pedirles a los legisladores de su partido que no la votaran.
Lo que quiero decir, es que uno puede indignarse aún cuando en el hecho no haya sorpresa. Seguramente me indignaré nuevamente en muy poco tiempo la Corte declare inconstitucional la ley interpretativa de la ley de impunidad. Y si hay una manifestación ante la SCJ allí estaré, indignado.

19 de febrero de 2013 16:07
Publicar un comentario en la entrada

miércoles, 20 de febrero de 2013

del 20/2

Yo soy Silvia Martínez del Río, Cédula de Identidad 1.268.735-5, y hago público que estuve dentro del edificio de la Suprema Corte de Justicia acompañando a la Dra. Mariana Motta.
Digo que afortunadamente dejé de lado mis tareas y me acerqué, afortunadamente subí esas escaleras en medio de una multitud de las mejores personas que tiene este país para acompañar a una de las mejores personas que tiene este país, haciendo uso de mi libertad y mi sentido de responsabilidad colectiva, ejerciéndolas.
Fui como voy a la Marcha del Silencio del 20 de Mayo, cada año. También invité gente amiga a ir, sobre todo a gente joven, sí, lo hice. Declaro que me puedo identificar ante cualquiera en una de las innumerables fotografías que circulan por el mundo dando testimonio de que en Uruguay todavía hay personas con dignidad.
Mi padre, José Pedro Martínez Matonte -Maestro-Director de la Escuela 157 de Villa García de 1950 a 1973- fue preso político. Gracias a la Ley de Caducidad y a los miedos individuales de tantísimos funcionarios del Estado, nadie ha tenido que responder por eso, nadie ha tenido que responder por el cúmulo de maltratos, crueldades, injusticias que sufrió antes del advenimiento de la dictadura, durante la dictadura y después de la dictadura.
Fui en mi nombre y también en el suyo. Fui en nombre del querido Maestro Julio Castro, su mentor, su hermano, su colega y mi admirado amigo ; asesinado en algún centro clandestino de represión. También en nombre del Profesor Juan Fachinelli, mi profesor en el Liceo 14, asesinado en el Batallón Florida. Y en nombre de Rosario Barredo y sus hijos. Una larga lista de nombres que me habitan, una inmensa lista de afectos perdidos en medio del horror fueron conmigo. Por eso fui y volvería a ir una y mil veces.
A mi entender el traslado de la Dra. Mariana Motta, ejemplo de trabajo riguroso, compromiso con su profesión, su cargo y con nosotros la ciudadanía, implica una amenaza y un castigo para quienes esperábamos que en algún rincón de alguna oficina, escritorio, taller, sala de este bendito país algo funcionara como se debe, como merecemos que sea.
A mi entender el traslado de la Jueza Mariana Motta nos dice que leyes más, leyes menos, la Caducidad se hará valer para proteger a muchos y que a nadie se le debe ocurrir en el futuro darle trámite al derecho de los/as torturados, violados, asesinados y desaparecidos, robados a sus familias a conseguir un acto de justicia que repare de alguna forma los crímenes de los que fueron víctimas.
A mis 60 y ya con nietas me urge contribuir a una sociedad mejor en un mundo mejor, defendiendo a las mejores personas. Para lograrlo seguiré subiendo las escalinatas que haga falta, entrando en las salas que sea necesario y gritando si el interlocutor se niega a escuchar, porque todos somos responsables de nuestros actos y debemos tener el valor de nuestras opiniones. El miedo no gobierna mi vida, no quiero un mundo de miedo para mi descendencia ni para nadie. Así de simple. 
Silvia Martínez del Río - Oriental, C.I. 1.268.735-5

Recibidas el 20/2


Yo estuve en la SCJ desde las 10,hasta que se retiró la Jueza Mariana Motta. ¿Porqué?                                                               
1) En defensa de la Justicia, la verdadera Justicia. No, la que entienden los Ministros que integran la SCJ. En defensa de los DDHH avasallados en dictadura y en democracia.Mariana Motta ha sido objeto de una persecución por el solo hecho de hacer  justicia, sin dejarse amedrentar de quién era la persona a quién debía juzgar. La presionaron desde los círculos militares, los partidos políticos, hasta el propio Ministro de defensa y desde presidencia. Sin embargo, pese a todas esas presiones demostró ser una GRAN JUEZA; hizo su trabajo sin dejarse asustar por "los poderosos".                                                                                                                                                                                                                                                                  
2) Quería estar presente porque estoy HARTA de tanta IMPUNIDAD. Digan lo que digan para justificarse los sres. de la Corte, sabemos que detrás solo hay un motivo; proteger a los impunes .Es una jueza que no se asustaba, por lo tanto "molestaba".Ahora lograron sus objetivos arbitrariamente .Venga quien venga (puede ser la mejor juez del mundo), mientras estudie los casos para tomar una decisión, consiguen tiempo. Biológicamente muchos no tienen ese tiempo(denunciantes, testigos y los asesinos) y logran lo que  esperan;IMPUNIDAD.  Y no se que sucede con lo del vuelo, pero por lo poco que conozco también es un asunto  difícil                                                                                                                                                                                                                                                                                                                  
3) Quería estar presente porque me subleva ver que siempre los dueños del poder, se pasan la Justicia  por .....y quería estar presente para decirle a una persona honesta…. GRACIAS !!  MUCHAS   GRACIAS, POR NO VENDERTE, GRACIAS POR DEFENDER  LA  JUSTICIA !! PUEDES IRTE CON LA FRENTE BIEN ALTA MARIANA, HAS SIDO Y SERÁS ¡¡¡UNA GRAN  JUEZ!!!                                      

Rita Romero

-----------------------------------------------------------------------------------

Mi mas absoluta solidaridad a los que estuvieron en primera persona en el campo de batalla defendienda a la Jueza Mota  contra el atropello de la Suprema Corte de Injusticia y en este caso defendiendo una causa que es de todos la lucha por la verdad y la justicia.
Somos millones de personas en el Uruguay y en el mundo uruguayos y de otras nacionalidades que estamos apoyando a esta guardiana de la justicia como es la jueza Mota.
        A seguir adelante porque es la causa de la humanidad que esta en juego ni mas ni menos.

                               UN ABRAZO GRANDOTE DE UN ORIENTAL  DESEOSO DE VER A SU PAIS LIBRE DE ESTA ENFERMEDAD QUE LE HACE MUY MAL A NUESTRA DEMOCRACIA QUE SE LLAMA LA IMPUNIDAD.


                                                              Marcelo Aida
                                                          C.I. 3.307.140-0.

-------------------------------------------------------------------------------------

Estuve también. Lucía 23 años, estudiante


Yo también estuve.

Estuve acompañando a Mariana Mota. Estuve acompañando a las madres y familiares. Estuve acompañando a quienes se sienten heridos cada día cuando se desaparece una vez más y una vez más a tantos compañeros, porque cada día sin saber de ellos es una nueva desaparición. Fui a acompañar a los que fueron presos, exiliados y torturados. Fui con mis abuelos de 73 y 83 años, y tuve que protegerlos de las agresiones de la policía, y también a otras señoras mayores que fueron tiradas fuera con los escudos por la escalinata principal. Literalmente fueron lanzadas fuera, por una policía dura y realmente peligrosa. Debemos ser conscientes de que hoy día es tan peligrosa o mas peligrosa la policía que el ejército. Debemos estar alerta, porque no estamos libres de que tiempos difíciles regresen, en una sociedad que cada vez mas reclama su "mano dura" y medidas duras, una derecha respaldada por los sectores reaccionarios, que concentra toda la impunidad y la corrupción, y que no dejaron de tener el poder.  Es necesario manifestarse e informar a la población para evitar que el terrorismo mediático que ampara esta violencia desde la SCJ, desde la policía, desde el ejército, desde el gran  capital, desde los sectores conservadores; y con sus nuevas herramientas como ser estas iglesias-empresas turbias que están invadiendo el paisaje urbano pero también moral, cuyo discurso y prédica apunta claramente a la intervención política y al dogmatismo e imposición de valores y la intolerancia. 

Lucía Lago
---------------------------------------------------------------------------------------

Rodolfo Panizza
CI 682525 2

¿quien controla "la interna" de la Corte Suprema?
---------------------------------------------------------------------------------------
      
Publicado por en 07:44 No hay comentarios:
Suscribirse a: Entradas (Atom)


Daniel Viglietti y Eduardo Galeano

Daniel Viglietti y Eduardo Galeano
viernes 15 de febrero

26 comentarios:

Fabiana L dijo...
Estuve en la SCJ ese viernes a las 10 de la mañana, y al igual que Ivonne, pude quedarme hasta que salió la jueza de la Corte. Fui porque siento como míos los motivos que se expresaron en el post anterior y porque estoy convencida de que no era lo mismo "ir que no ir", que la movilización de la gente, casi casi espontánea, frena, paraliza, construye bloqueos al avance infame de esta impunidad. Porque tengo una gran bronca - que no por bronca es menos reflexiva - que me resta palabras cuando quiero describirla, porque nos ha ganado la derecha en la cabeza y en las calles vacías y temerosas de protestas, porque ha ganado la derecha cada vez que alguien pone el grito en el cielo por una buena puteada gritada a tiempo a una manga de conservadores aristócratas que nunca, pero nunca defenderán ningún interés que pueda acercarse a lo "popular".
Estuve porque no quiero resignarme a este discurso dominante, donde prevalece lo jurídico como argumento estructurante de cualquier debate. Estuve porque no quiero que me gane la cabeza este conservadurismo disfrazado de sensibilidad progresista que hace rato encontró su techo y porque tampoco quiero una sociedad pacata, miedosa, hipócrita y falluta para que vivan mis hijos.

Fabiana Larrobla
19 de febrero de 2013 03:09
Anónimo dijo...
Estuve para reclamar un ¿por qué? que nunca dieron. Porque es incomprensible y porque en algún momento hay que decir basta, al silencio, al dejar hacer cualquier cosa, basta al destrato hacia una jueza porque hace lo que se debe hacer, Ojalá hubiera más como ella y que quienes se llenan la boca con la palabra democracia la ejercieran.

Elsa Duhagon
19 de febrero de 2013 04:33
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
19 de febrero de 2013 04:44
el último bar para el hombre automático dijo...
yo etuve ahi mi telefono es 099808352 por si la SCJ quiere llamarme a declarar
19 de febrero de 2013 04:53
Solidaridad con Mariana Mota dijo...
Yo estuve para acompañar a Mariana Mota, para expresar mi rechazo a las acciones del Poder Judicial que sostienen la impunidad en este país, para que todos sepan que mientras la impunidad campee seguiremos levantando nuestra voz.

Por las viejas, por los hijos y las hijas y los heramnos y por todos, para que NUNCA MAS!

Soledad González
19 de febrero de 2013 05:44
Ana dijo...
Yo estuve afuera de la corte, en ese edificio tan suntuoso que construyó Francisco Piria con mármoles importados de Italia y de Francia y que debería ser patrimonial y estar abierto como muuseo a todos los habitantes de este país. No debería albergar a quienes se erigen en árbitros de la justicia. Ls justicia debería habitar en los asentamientos de este país, entre los marginados y entre los presos. Yo soy una de tantas, de los presos y presas de este país que seguimos reclamando una justicia que no llega, una justicia que es tan ciega como la estatua de la justicia con los ojos vendados que adorna las cortes de muchos países del mundo.
Pero esa capacidad de la justicia de no ver diferencias ni sentirse presionada por la ropa del que pide justicia, parece en nuestro país haberse convertido en la ceguera y la sordera de los jueces que no nos escuchaban cuando aplaudíamos a la jueza Mota que llegaba a notificarse de un traslado que no pidió.
Esos jueces sordos y ciegos amurallados detrás de coraceros con escudos (no los veía desde los setenta, pensé que no se los iba a ver más acá), no saben que la justicia no es una letra muerta sino una letra viva, hecha de dolor y de victimas, de gente que fue torturada y que ve a sus verdugos disfrutar de una impunidad que no merecen.
Por todo esto y mucho más estuve entre companeros y amigos afuera de la SCJ, para reclamar una justicia ausente.
19 de febrero de 2013 06:01
sebastián santana camargo dijo...
yo estuve en la corte y volveré a estar todas las veces que haga falta para seguir reclamando justicia, algo que parece dejó de ser un derecho y es necesario reclamar.
19 de febrero de 2013 06:05
Germán Parula Ferrando dijo...
Yo estuve. Yo estaré.
19 de febrero de 2013 06:19
Anónimo dijo...
Yo también estuve. Uno más entre tantos que se reservan el derecho a la "santa indignación" de la que nos hablaba José Pedro Cardoso.
Estuve porque los "supremos jueces" son hombres, no dioses. Deben ser también juzgados por sus actos. Y la Dra. Mariana Mota se merece reconocimiento y apoyo.
Una destitución, por muy adornada que esté, si no está claramente fundamentada es una arbitrariedad. No me importa si tienen la "potestad" legal. No me importa que le dieran otro cargo "de igual jerarquía". No le hicieron un favor, la sancionaron y hasta que alguien no demuestre lo contrario, la castigaron por ser digna del cargo que ejercía. Ella buscaba justicia. ¿Qué buscan los supremos?
Los comentarios histéricos de algunos solo me producen asco. Otros se lavan las manos, por esa actitud sólo merecen desprecio.
Estuve. Me trasladé especialmente desde Piriápolis donde estaba de vacaciones. Hubiera ido con mi compañera, pero ella quedó cuidando los nietos. Los dos queremos cuidar el futuro, aunque no tengamos ya mucho futuro personal.
David Rabinovich
19 de febrero de 2013 06:31
Anónimo dijo...
Yo no pude estar físicamente,pero estuve. Y adhiero a las palabras de Ivonne, y de tantos otros. Estuve y estaré en la SCJ y del lado de la justicia, siempre y cuando sea verdadera justicia,cuando defienda a las víctimas de todo atropello y no hocique ante el poder. Estuve y estaré con la Jueza Motta y lo que ella representa.
Mercedes Xavier de Mello
19 de febrero de 2013 06:36
Anónimo dijo...
Yo también estuve. Pero confieso que no estuve allí por justicia, sino por verdad y memoria. El boicot brutal e impune de la SCJ y sus cómplices poderosos al trabajo de la jueza Mota, me llena de indignación y de tristeza. En su libro TIEMPO PASADO, escribe Beatriz Sarlo: “La idea del ‘nunca más’ se sostiene en que sabemos a qué nos referimos cuando deseamos que eso no se repita.” ¿El presidente y su ministro de Defensa no quieren “viejitos en cana”, prefieren olvidar y hacer buenas migas con la cúpula militar? Me parece un disparate increíble, aunque reconozco que están en su derecho. Pero no en mi nombre por favor, ni siquiera en nombre de la enorme mayoría que los votó. Y confieso también que votaría con las dos manos cualquier propuesta destinada a esclarecer quiénes, cuándo y cómo secuestraron, torturaron, vejaron y asesinaron opositores a la dictadura, a cambio del compromiso de no meter presos a los confesos. Es lo que hizo Mandela, y me sigue pareciendo la alternativa más sabia.
19 de febrero de 2013 06:54
Anónimo dijo...
Yo también estuve. Pero confieso que no estuve allí por justicia, sino por verdad y memoria. El boicot brutal e impune de la SCJ y sus cómplices poderosos al trabajo de la jueza Mota, me llena de indignación y de tristeza. En su libro TIEMPO PASADO, escribe Beatriz Sarlo: “La idea del ‘nunca más’ se sostiene en que sabemos a qué nos referimos cuando deseamos que eso no se repita.” ¿El presidente y su ministro de Defensa no quieren “viejitos en cana”, prefieren olvidar y hacer buenas migas con la cúpula militar? Me parece un disparate increíble, aunque reconozco que están en su derecho. Pero no en mi nombre por favor, ni siquiera en nombre de la enorme mayoría que los votó. Y confieso también que votaría con las dos manos cualquier propuesta destinada a esclarecer quiénes, cuándo y cómo secuestraron, torturaron, vejaron y asesinaron opositores a la dictadura, a cambio del compromiso de no meter presos a los confesos. Es lo que hizo Mandela, y me sigue pareciendo la alternativa más sabia.
François Graña

19 de febrero de 2013 06:56
Anónimo dijo...
Yo no tampooco pude estarfísicamente, pero estuve con el corazón, con la alegría de ver a tanta gente representándome en ese apoyo. He estado desde siempre, presentando causas en el poder judicial desde el año 85 para que la dignidad y la búsqueda de verdad yjusticia sea de este país, sea un diferencial que nos llegue a todos.Parece un imposible, pero jueces como Mariana Mota nos dan el ejemplo de que podría ser diferente. Una vez mas me siento atropellada por la indiferencia de una SCJ que actúa con arbitrariedad y superficialidad, sin respeto al trabajo serio , perseverante e independiente de una jueza, sin respeto a las víctimas, a los procesos que hace 30 años esperan,y vuelven a retrasar.
Elena Zaffaroni
19 de febrero de 2013 07:15
Mercedes Calvo dijo...
Yo estuve. Estuve porque era mi deber; estuve por mí y también por los que no pudieron estar. Estuve adentro y fui desalojada por la fuerza,pero fue menor esa violencia que la que me hubiera representado salir por mí misma de un lugar público, al que tenía todo el derecho de acceder. Estuve para apoyar todo lo que la jueza Mota representa y para repudiar todo lo que representa la decisión de trasladarla. Estuve y volveré a estar cuando haga falta.
19 de febrero de 2013 08:29
Maria Esther Francia dijo...
1Yo estuve para acompañar a Mariana Mota y agradecerle por su trabajo que no ha terminado aún, respaldarla en su voluntad de quedarse y terminarlo.
Maria Esther Francia
19 de febrero de 2013 09:30
ROSARIO REVELLO dijo...
Yo estuve. Para manifestar mi malestar con el injusto y turbio traslado de la jueza Mota, porque no se dignaron ni a dar motivos coherentes del mismo, porque dicha decisión está rodeada de elementos de presión y porque por más que parezca contradictorio, es una muestra de la FALTA DE INDEPENDENCIA DEL PODER JUDICIAL. Estuve alli sin que me involucre ningun nombre propio ni circunstancia personal ni politico-sectorial. Ni siquiera por apoyo a movimientos de derechos humanos, que ya hubiera sido un motivo como cuando concurro a los 20 de mayo. No. Sólo, ni más ni menos que porque sentí que era mi deber como ciudadana indignada sí, pero habiendo reflexionado antes y despues también, era mi deber hacerme presente para manifestar mi disconformidad con esa forma de manejar el PODER y los Poderes. No ingresé, no porque me pareciera mal, de hecho fue un acto público, faltaba más. No ingresé porque me tuve que retirar antes.
19 de febrero de 2013 09:32
Anónimo dijo...
Yo estuve. Porque había que estar, porque es necesario hacer sentir que ninguno de nosotros se va a cansar de reclamar verdad y justicia.
19 de febrero de 2013 12:18
Adriana dijo...
Yo estuve. Porque creo que este país necesita que defendamos a la justicia como tal y a aquellos que trabajan por lograrla.
19 de febrero de 2013 12:19
Rosanna Peveroni dijo...
Yo estuve porque al enterarme de la decisión de la Suprema Corte de Justicia de trasladar a Mariana Mota a un juzgado civil me invadió una mezcla de tristeza, desazón y bronca. E, inmediatamente, la convicción de que hay que hacer algo más que enojarse y quejarse.
Porque, más allá de que la Corte tenga la potestad de tomar esa decisión, creo que como ciudadanos tenemos pleno derecho a pedir explicaciones y a expresar nuestro rechazo.
Porque una decisión que se festeja en la cárcel de Domingo Arena me duele.
Porque creo que es legítimo y necesario manifestarse en contra de decisiones incomprensibles, que claramente vulneran la investigación en casos de derechos humanos en el ámbito judicial.
Porque quiero un país menos hipócrita, sin impunidad.
19 de febrero de 2013 12:22
graciela salsamendi dijo...
yo estuve
19 de febrero de 2013 13:45
Adrian Manera dijo...
Estuve para hacerle el aguante a Mariana, porque se necesita mucho mucho calor humano para borrar el daño que un puñadito de impunes te hacen.
Para mostrarle a esos lacayos que ni haciéndolo un viernes de carnaval se salvan del repudio.
Para estar, en nombre de todos los que no están, pero vivirán con nosotros.


19 de febrero de 2013 13:58
Anónimo dijo...
Yo estuve a la distancia y seguiré estando las veces que haga falta. Creo que el Poder Justicial uruguayo necesita una profunda reforma, creo también que Uruguay tiene la tristeza de haber plebiscitado sus Derechos Humanos, ¿un error? -me lo sigo prenguntando- por el que se decidió enterrar el pasado reciente y a muchos inocentes con él. Lo que se necesitó desde siempre es voluntad política, y el FA haya perdió la oportunidad de cambiar la historia en ese sentido. Pero sé que el pedido de esclarecimiento y justicia por los crímenes de la dictadura sigue y seguirá vivo en millares de uruguayos. Por Memoria, Verdad y Justicia, ahora y siempre: "Nunca Más".
19 de febrero de 2013 14:34
Veronika Engler dijo...

El 15 de febrero del 2013, estuve en la SCJ para ejercer el derecho de manifestar mi repudio frente al hecho de que la jueza Mariana Mota fuera trasladada a la justicia civil, no porque no crea que en cualquier ámbito puede desarrollar un excelente trabajo, estoy segura de que lo hará, si no porque nuestros ya demasiado vapuleados DDHH pierden a una jueza imparcial, capaz de investigar todos los casos en que los violan, sin doblegarse frente a las presiones de los militares y de los políticos que los encubren. Lo hice porque estoy cansada de que en este país “de primera“, se olviden de que lo primero y básico es que se respeten esos derechos. Estuve porque quiero justicia para quienes aún sufren la desaparición y la muerte de seres queridos y porque no quiero que los culpables sientan que la impunidad los protege y que pueden volver a asesinar y a reprimir a nuestro pueblo. Lo volveré a hacer todas las veces que sea necesario hasta que dejen de mentir y de manipularnos, hasta que tengamos Verdad y Justicia. El mayor de mis respetos a la Jueza Mariana Mota.

Veronika Engler
19 de febrero de 2013 15:12
Violeta dijo...
Yo estuve en la SCJ en apoyo a la jueza Mota....
Porque hay que seguir investigando,porque hay que llegar a la verdad , porque hay que desenterrarlos !!!....fui por memoria,fui por verdad !!! fui por Ibero Gutierrez, por Hugo y Tito Gomensoro,por Banfi ,por Alfaro,por Eduardo,por La Negra Juarez,por el Pocho,por Gerardo,por Jorge,por Emi,por la Piti,por Paco,por Soba, por la Cacheta,por Cachito,por Elena,por las Muchachas de Abril,por los Fusilsdos de Soca,por los torturados, por los asesinados....porque quiero vivir en una sociedad mas justa !!!
19 de febrero de 2013 15:33
Albaro Sala dijo...
Yo estuve el 15/02 desde las 10 de la mañana hasta que la dra. Mariana Mota se retiró, en la sede del PJ. Y estuve porque estoy convencido que el traslado fue arbitrario e injusto, para dejar satisfechos a un hato de canallas y asesinos, interesados en alejarla de las 50 y pico de causas por graves violaciones a los derechos humanos que tramitaban en su sede penal, así como de la investigación por el accidente del avión de Air Class. Fui también porque como ciudadano me sentí y me siento burlado y afectado porque la resolución de la Corte viola lo dispuesto en el fallo de la CIDDHH, al presentar un obstáculo en la investigación de las violaciones a los dd.hh. Por eso fui y no me arrepiento.
Albaro Sala Iglesias
1463254-0
19 de febrero de 2013 17:25
noteolvides dijo...
Yo estuve. Cuando arregle la computadora escribo mis razones.
Efraín Olivera
19 de febrero de 2013 18:34


A su vez, la jueza Gabriela Merialdo y el fiscal Gustavo Zubía indagan a los manifestantes que el viernes coparon la sede de la Corte en apoyo a la jueza Mota y retrasaron el acto de jura de los nuevos jueces. Fuentes de la investigación informaron a El Observador que el sábado declararon por esta causa el jefe de Policía de Montevideo, Diego Fernández, el oficial a cargo del operativo, Miguel Iraola, y las demás autoridades policiales que intervinieron. Jueza y fiscal analizan los registros fotográficos y fílmicos de la Policía y la prensa para citar a declarar a los manifestantes. Las fuentes aseguraron que la mayoría supera los 70 años de edad.
Nacional - TRASLADO

Jueza Mota tomó licencia y apelará ante la Suprema Corte

“Un poco para descansar; otro poco para ver qué tengo que hacer", dijo la magistrada a El Observador

+ - 20.02.2013, 05:00 hs - ACTUALIZADO 07:15 Texto: El Observador
  • © Nicoilás Garrido
La jueza Mariana Mota juró como jueza civil el viernes de tarde en la Suprema Corte de Justicia (SCJ). El lunes asumió su cargo y pidió licencia hasta el viernes inclusive “por muchas cosas”, según expresó a El Observador. “Un poco para descansar; otro poco para ver qué tengo que hacer, porque para mí forma de entender el servicio de justicia, que evidentemente no es el mismo que el de la Corte, no voy a ser la buena juez que acabo de sustituir, porque hace siete años que no hago civil”, expresó. “Tengo que empezar a moverme en un terreno que para mí ya era ajeno”, agregó la magistrada.

Mota informó además que en los próximos días apelará el fallo de la SCJ, que la trasladó de un juzgado penal, donde trabajaba en más de 50 causas vinculadas a violaciones a Derechos Humanos durante la última dictadura militar, a uno civil. Mota explicó que presentará la apelación luego de consultarlo con asesores. Y agregó que la redacción del texto “no será nada difícil”.

A su vez, la jueza Gabriela Merialdo y el fiscal Gustavo Zubía indagan a los manifestantes que el viernes coparon la sede de la Corte en apoyo a la jueza Mota y retrasaron el acto de jura de los nuevos jueces. Fuentes de la investigación informaron a El Observador que el sábado declararon por esta causa el jefe de Policía de Montevideo, Diego Fernández, el oficial a cargo del operativo, Miguel Iraola, y las demás autoridades policiales que intervinieron. Jueza y fiscal analizan los registros fotográficos y fílmicos de la Policía y la prensa para citar a declarar a los manifestantes. Las fuentes aseguraron que la mayoría supera los 70 años de edad.



Último Momento  | POLÉMICA

Relación con SCJ cambió a partir de "posiciones en delitos de lesa humanidad"


Fuente:
El País

Tras la resolución de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) de disponer su traslado de la Justicia Penal a la Civil, la jueza Mariana Mota expresó que la relación con la Corte cambió "a partir de adoptar posiciones en los delitos de lesa humanidad".
La jueza pidió licencia y anunció que impugnará la decisión de su traslado.
En entrevista con Metrópolis, la magistrada habló sobre su participación en la Marcha del Silencio: "No estuve de acuerdo con la resolución de la Corte. Yo no creo que haya violado el código de ética".
Mota está convencida de que su salida va a provocar el atraso de los cerca de 50 casos relativos a las violaciones de derechos humanos durante la dictadura que tenía en su poder. "Lleva un tiempo material humano en leer la documentación, entender cómo era la mecánica en ese momento de las Fuerzas Armadas, conocer la historia y en qué contexto ocurrieron", destacó.
La jueza dijo que "también importa cómo se interroga a víctimas, testigos y eso uno lo va aprendiendo por sensibilidad propia o empatía, pero hay protocolos de cómo se aborda y cómo se pregunta".
"Pasé casi dos años tomando declaraciones y son situaciones sumamente traumáticas que traerlas de nuevo es muy difícil para los testigos. Hace muy difícil las declaraciones. Hay que saber cómo preguntar, hay que saber cómo abordarlo", subrayó la magistrada en declaraciones al programa radial "Pisando fuerte".
En este sentido, la jueza sostuvo que en las causas que ella llevaba ella siguió sosteniendo que "la no proscripción viene porque son delitos de lesa humanidad. Que se declare inconstitucional no tendría efecto ninguno. La SCJ genera distintas posiciones de quienes tengan que seguir las causas".
POLÉMICA CON FERNÁNDEZ HUIDOBRO. Consultada sobre la decisión del ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, de no permitir fotografiar el centro de torturas "300 Carlos", la magistrada narró el hecho:
"Se coordinó con tiempo, se informa al Ministerio de Defensa. Cuando se va a concretar la medida se va con Policía Técnica (…) Estando en el lugar no se permitió el registro fotográfico. Hubo llamadas telefónicas y se decidió que por orden del ministro no se iba a permitir el registro fotográfico. La inspección ocular se hizo igual con los testigos pero se reclamó el estricto cumplimiento y se volvió a ir y ahí sí se pudo hacer lo que se había ordenado".
Mota dijo que Fernández Huidobro no tiene autoridad para impedirlo y por esa razón hay una denuncia de desacato por parte de los denunciantes.
El País Digital



Del Blog El Muerto

Yo estuve

Policía se esconde tras la cámara sacando fotos en la SCJ para la ficha

   
la diariaPolítica 19.2.13
  

“¿Estuviste?”

Campaña para asumir y justificar por qué cada uno fue el viernes a la scj durante el acto de traslado de mariana mota.
A iniciativa de varias personas movilizadas por el traslado de Mota y lo sucedido el viernes en la sede de la SCJ, que derivó en una denuncia penal por “ocupación” por parte de los ministros de la Corte, se puso en marcha ayer una plataforma para que todos aquellos que asistieron, y quieran hacerlo, asuman públicamente su presencia en el lugar en rechazo a la medida y en respaldo a la magistrada. La propuesta es que cada uno fundamente por qué decidió concurrir. Para sumarse está disponible el correo yoestuve@adinet.com.uy y el blog http://yoestuveenlascj.blogspot.com/. Entre los impulsores de la convocatoria se encuentran grupos y activistas en defensa de los derechos humanos, entre ellos Carlos Casares, Soledad González, Sara Méndez e Ivonne Trías, que fue la primera que bajo la consigna común “Yo estuve” explicó sus razones:
“Estuve en la sede de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) el viernes 15 a las 10 de la mañana y me quedé hasta que la jueza Mariana Mota se fue por la calle Soriano, caminando con su familia.
”Estuve allí porque la justa convocatoria se deslizó por una pista aceitada de indignación: la gravísima señal de la SCJ hacia la totalidad de las luchas contra la impunidad. Y la indignación es una señora emoción, de esas que hacen caminar a las reflexiones, las sostienen y si es necesario las empujan.
”Estuve porque el traslado de Mota a la órbita civil es una forma sumaria de desamparar una vez más las causas en las que ella había acumulado el estudio y el trabajo de muchos años. Es inaceptable disfrazar de inocencia un acto de poder como ese y pretender naturalizarlo con tal hipocresía: ‘¡Felicitaciones, señora jueza, es usted la ganadora de un traslado!’.
”Porque la campaña contra la jueza Mota ofende doblemente, por injusta y por obvia. ¿Por qué las declaraciones públicas del ministro de la SCJ Jorge Chediak (respaldado por el también ministro Daniel Gutiérrez) reclamando mayores penas para “los menores”, así como sus críticas a la lentitud, insuficiencia y benevolencia del Código de la Niñez y la Adolescencia son válidas y las declaraciones de Mota sobre la lentitud y falta de políticas hacia los crímenes de lesa humanidad no lo son?
”Estuve allí porque desde hace muchos años, demasiados, estamos investigando por nuestra cuenta -como víctimas, como familiares, como ciudadanos- crímenes que deberían ser investigados por la Justicia. Ni durante ni después de la dictadura el Estado investigó nada. Y cuando aparecen, como flores en el mar, magistrados que asumen esta responsabilidad se los desprestigia, se los ataca y se los aparta de sus funciones. Y eso no es en aras de mejor servicio: eso es un bloqueo político inaceptable.
”Estuve porque cada vez me resulta más burdo el espanto social ante la nueva marginalización urbana (la que ya no es producto de la pobreza sino de la desigualdad) y el reclamo de penalización severa a los delitos que de allí provengan mientras se perdona, por acción u omisión, a criminales de Estado y a privados poderosos.
”Porque entiendo que la solidaridad debe ser ante todo práctica. Solidaridad con Mariana Mota y esfuerzo de actuar juntos cuando todo alrededor estimula la fragmentación y la quejumbre.
“Estuve porque sé que gestos como este de la SCJ son una fuente poderosa de descorazonamiento, de desresponsabilización de todos en todo. No quiero vivir en una sociedad así y sobre todo no quiero una sociedad así para nuestros hijos”.

 Mandar adhesiones a este mail yoestuve@adinet.com.uy




Yo estuve

Estuve en la sede de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) el viernes 15 a las 10 de la mañana y me quedé hasta que la jueza Mariana Mota se fue por la calle Soriano, caminando con su familia.

Estuve allí porque la justa convocatoria se deslizó por una pista aceitada de indignación: la gravísima señal de la SCJ hacia la totalidad de las luchas contra la impunidad. Y la indignación es una señora emoción, de esas que hacen caminar a las reflexiones, las sostienen y si es necesario las empujan.

Estuve porque el traslado de Mota a la órbita civil es una forma sumaria de desamparar una vez más las causas en las que ella había acumulado el estudio y el trabajo de muchos años. Es inaceptable disfrazar de inocencia un acto de poder como ese y pretender naturalizarlo con tal hipocresía: «¡Felicitaciones señora jueza, es usted la ganadora de un traslado!».

Porque la campaña contra la jueza Mota ofende doblemente, por injusta y por obvia. ¿Por qué las declaraciones públicas del ministro de la SCJ Jorge Chediak (respaldado por el también ministro Daniel Gutiérrez) reclamando mayores penas para «los menores» así como sus críticas a la lentitud, insuficiencia y benevolencia del Código de la Niñez y la Adolescencia son válidas y las declaraciones de Mota sobre la lentitud y falta de políticas hacia los crímenes de lesa humanidad no lo son?

Estuve allí porque desde hace muchos años, demasiados, estamos investigando por nuestra cuenta –como víctimas, como familiares, como ciudadanos– crímenes que deberían ser investigados por la Justicia. Ni durante ni después de la dictadura el Estado investigó nada. Y cuando aparecen, como flores en el mar, magistrados que asumen esta responsabilidad se los desprestigia, se los ataca y se los aparta de sus funciones. Y eso no es en aras de mejor servicio: eso es un bloqueo político inaceptable.

Estuve porque cada vez me resulta más burdo el espanto social ante la nueva marginalización urbana (la que ya no es producto de la pobreza sino de la desigualdad) y el reclamo de penalización severa a los delitos que de allí provengan mientras se perdona, por acción u omisión, a criminales de Estado y a privados poderosos.

Porque entiendo que la solidaridad debe ser ante todo práctica. Solidaridad con Mariana Mota y esfuerzo de actuar juntos cuando todo alrededor estimula la fragmentación y la quejumbre.

Estuve porque sé que gestos como este de la SCJ son una fuente poderosa de descorazonamiento, de desrresponsabilización de todos en todo. No quiero vivir en una sociedad así y sobre todo no quiero una sociedad así para nuestros hijos.

Ivonne Trías



Sí, estuve. Y sigo estando. 


Mi maestro Darcy Ribeiro, que estuvo exiliado en Montevideo, entre muchas otras cosas me enseñó que hay que elegir entre los indignos y los indignados. 
Yo estuve, y seguiré estando, codo a codo con todos los uruguayos que no han perdido su capacidad de indignación.

Estuve porque no creo que la indignidad sea nuestro inevitable destino. 
Estuve, y seguiré estando, para acompañar a quienes nos recuerdan cada día que no estamos condenados a resignarnos ante la impunidad de los criminales que se visten de civil sólo porque estamos en carnaval. 

Estuve para estar, como estuvimos todos los que estuvimos, junto a Mariana Mota, la jueza cuya valentía es la sal de la tierra nuestra.

Eduardo Galeano


 
Yo estuve porque no quiero más dilatorias, no quiero más manoseo, quiero justicia.
Estuve porque los años pasan y las arbitrariedades no. Porque apoyo a la jueza Mariana Motta en su accionar y en sus reclamos frente a la piedras que han puesto en el camino de la investigación de casos de lesa humanidad.
Y porque tenemos el derecho de decir que así no se hace justicia.

María Alejandra Bonet
                               
-----------------------------------------------------------
No estuve pero estoy. Me solidarizo con la Jueza Mariana Mota y también con todos aquellos que se hicieron presentes para manifestar pacificamente su apoyo ante la Suprema Corte de Justicia y nos representaron a los muchos que no pudimos estar allí.

Javier Zeballos

CI: 1.842.961-4


Yo también estuve en la SCJ y estaré en el Palacio legislativo cuando se dignen a dar las explicaciones que no existen!

silvana pissano
-------------------------------------------------------------

Llevaba unas chinelas porque fui a una concentración pacífica. ¡Qué lindo tanta gente autoconvocada en tan poco tiempo! Sentía la necesidad de rechazar la arbitraria  decisión política de la Corte al remover a la jueza Mariana Mota para trabar las causas radicadas en su juzgado. El Juzgado Penal de la Dra. Mota estaba siendo de hecho ese juzgado especializado en  delitos de lesa humanidad que reclaman las organizaciones de familiares y los movimientos sociales. Al borrar de un plumazo lo que venía funcionando correctamente, el mensaje de los ministros de la Corte no era inocente, apuntaba al desalentar a los que luchan por Verdad y Justicia y a reanimar los que defienden la impunidad de los crímenes de lesa humanidad. Uno no puede permanecer indiferente ante tamaño despropósito y tiene derecho a indignarse con ese grupo de jueces que vulneran las aspiraciones de amplios sectores de pueblo. Frente a la manifestación pacífica los ministros de la Corte tenían varias opciones para cumplir sus funciones sin otras consecuencias que oír algunos cánticos y consignas. Podían haberlo hecho, pero fruto de su alma reaccionaria  eligieron la intervención de los grupos de choque que el Ministro Bonomi envió  prestamente. Lógicamente la policía sólo sabe actuar reprimiendo y lógicamente la decisión de la Corte terminó en forcejeos y empujones. ¿Alguien puede decirme cómo se emplaza a la Corte para rinda cuenta de las consecuencias de su decisión? 
¡Arriba los que luchan!
Jorge Zabalza     


YO ESTUVE, junto con decenas de uruguayos, indignados, violentados, ante un acto de injusticia, esta vez producto de una decisión de la Suprema Corte de Justicia de nuestro país. Porque aún tenemos la reacción sana de protestar, de gritar a pesar que vivimos años de dictadura, a pesar de la impunidad instalada durante décadas, con la complicidad de cíviles y militares. Porque no quiero una justicia obsecuente con el poder político, que se ha escudado hasta ahora en una ley, claramente inconstitucional, que interfería en su función de investigar y castigar y no demandó contra ello. Porque el traslado de la jueza Mota, es una triquiñuela reiterada, ejemplarizante, para el logro de la homogeneidad, que expulsa, aísla, a los que son capaces de enfrentar los códigos no escritos, pero conocidos por los funcionarios judiciales. Porque estamos cansados de esperar durante décadas y los muertos cada día nos pesan más. Por eso YO ESTUVE.
Sara Méndez


Ver todas las adhesiones: 

http://yoestuveenlascj.blogspot.com



El traslado de la Juez Mariana Mota y el festejo de la rosca por la Impunidad.

Por Juan Pedro Montero

Para la gente de Catalunya. Basado en un texto original de Jorge Zabalza.

Queridos/as Amigos/as:

La esposa del Presidente Mujica, Senadora y Presidenta de la Asamblea General del Parlamento de Uruguay Sra. Lucía Topolansky declaró: "el mundo no se acaba por el traslado de un juez"...refiriéndose al
impuesto y forzoso por la Suprema Corte de Justicia en la persona de la Juez Mariana Mota, quien tenía hasta el pasado viernes la responsabilidad de llevar adelante 55 casos relacionados con Crímenes de Lesa Humanidad perpetrados durante la Dictadura Cívico-Militar durante el último tercio del Siglo XX en ese país. Pero lo mas grave para la Senadora, quien se encontraba en Quito por las elecciones presidenciales de Ecuador, ha sido que también la misma Suprema Corte de Justicia haya considerado anticonstitucional el impuesto a la propiedad rural "que tanto bien le hubiese significado a las familias humildes del campo como a sus caminos". Vino a decir la veterana ex-guerrillera.

Si. Ex-guerillera y la candidata al Senado mas votada en las últimas elecciones, aupada por la representación de los miles de votos recogidos por sus sacrificados/as militantes de base del denominado Movimiento de Participación Popular para hacer posible la victoria electoral del actual Presidente José Mujica y el comienzo del camino hacia la "Liberación Nacional y el Socialismo", tal como no se han cansado de repetir en su programa electoral.


Pero eso pasó...Y como decían algunos de los "Tupas" mas militaristas de aquel período en los setenta, "todo lo malo se olvida mas pronto que tarde" o como suele comentar ahora el Sr. Presidente, "Como hoy te digo esto, mañana te digo lo otro"; y ante la congoja de humanistas de todas las tendencias, quienes si manifestaron su regocijo por el traslado "discrecional" de Mariana Mota - en Uruguay existe discrecionalidad para todo - fueron los "socios" de los centros militares que reúnen a la oficialidad con mando de tropa, muchos de ellos presuntos asesinos aún ocultos en la impunidad de los secuestros, custodios actuales de unos también "desaparecidos archivos militares" llamados en la jerga militar "salvoconductos" - aunque no está claro porque nadie lo explica por allí - si también son socios de esos mismos centros, aquellos militares ya condenados por crímenes de lesa humanidad.

Pero no sólo festejaron el relevo los militares golpistas. La derecha política; sus medios informativos y de prensa sin distinción de tendencias, tuvieron un viernes de alborozo y se sumaron al jolgorio por "traslado de la Juez"  sintonizando también con la opinión del Presidente Mujica, quien semanas atrás había descalificado a Mariana Mota por unas declaraciones a una revista argentina donde cuestionaba la "imparcialidad del Ejecutivo Uruguayo" dado dijo - varios de sus integrantes habían sido víctimas de tortura durante la dictadura.

Con la presión de los Círculos Militares y del mismo Poder Ejecutivo, la Suprema Corte de Justicia uruguaya reaccionó en beneficio de la postergación y el desplazamiento de funciones. Algo arbitrario - imposible e inimaginable en el tan venido a menos y corrupto Estado Español, pese al caso Garzón que debió ser debidamente imputado para separarlo del cargo -  optando por el "traslado sin justificación" de la Magistrada Penal.

No se desea en el Uruguay - como sucediese en la República Argentina - la búsqueda de la Verdad y el hacer en Justicia. Mariana Mota se debió enfrentar a la rosca fascista viva en todos los casinos de oficiales, en los medios y las mafias políticas también atornilladas en las poltronas de sus privilegios con su silencio cómplice.

En expresión del Tambero Jorge Zabalza que hago mía; "Tristeza, rabia, frustración; un odio creciente a los parásitos y vendidos; una sed de venganza para con los/as traidores/as y traficantes, se hizo carne en cientos de miles de uruguayos que vieron como le estaban degollando "a su paloma" al dicho de la canción resistente.

La Juez salida desde las mismas aulas de la Dictadura como diminuta paloma se enfrentó al imperio de la chabacana mentira y pagó por haberles horadado el muro tras el cual se atrincheraban guardando el preciado tesoro de la impunidad. Le respondieron con todos sus recursos, medios y hombres- todos al unísono - conformando lo que internacionalmente se conoce como "Eje del Mal" y en criollo se lo denomina vulgar patotero de barras bravas con uniforme o con corbata, hooligans de los diarios, la radio y la TV, o de histéricos matarifes con trajes de legisladores.
En fin; como de García Márquez, la crónica de una destitución anunciada.

En eso ha quedado hoy para el Presidente Mujica y la Senadora Topolansky su "Liberación Nacional y el Socialismo". Mirar hacia un "futuro de país productivo", olvidando el genocidio y aplazando hasta la muerte de todas las víctimas el juicio criminal de Lesa Humanidad por un cuento futuro de historia en secundaria para las próximas generaciones, cuestión, durante ese tiempo sean conjugados los esfuerzos braceros e intelectuales en el beneficio de los parásitos viejos como corruptos, y de quienes deseen venir a explotar lo que pueda dar en riquezas el Uruguay.

La Dra. Mariana Mota ha sido la valiente encarnación del reclamo para centenares de familiares de desaparecidos, de bebés robados, de miles de torturados, de también miles de prisioneros ilegales, de mujeres y varones violados, de compatriotas mantenidos/as encerrados/as en condiciones tan inhumanas como ilegales fuese como prisioneros/as políticos/as o de guerra, por parte de una pandilla de ladrones asesinos que saquearon y se enriquecieron con el robo sistemático de los bienes privados de ciudadanos/as y de las mismas arcas del Estado.

¿Le preocupa mas a la pareja de presidentes "mas pobres del mundo" rehacer un texto por un impuesto batllista (1) - desaconsejado por el mismísimo vicepresidente y ministro de finanzas - que el esclarecimiento de la historia mas oscura y siniestra del Uruguay llevado adelante por la Magistrada?

¿Es esto un "gobierno de izquierdas" o el de "una Banda de confabulados ladrones/as" gestionando con ignominia el entreguismo al bajo precio de la Necesidad?

Y es, desde mi punto de vista lo mas grave, porque los/as jóvenes menores de 40 años carecen de datos para entender y actuar en consecuencia entre toda la oscuridad que ofrecen los Poderes del Estado

Como va yendo la cuestión, no me extraña estos patrioteros terminen colocando para la historia, la estrella de cinco puntas con la T sobre un fondo de color celeste.

Con sincera congoja.

Perico.

(1) José Batlle y Ordoñez; presidente del Uruguay en inicios del Siglo XX impulsor socialdemócrata "ala progresista del Partido Tradicional Colorado" del Uruguay.




PIT-CNT rechaza traslado de Mota: “combatir la impunidad es un mandato ético”

El Secretariado del PIT-CNT deliberó durante varias horas analizando el traslado de la jueza Mariana Mota de lo Penal a lo Civil, emitiendo finalmente una declaración en la que “respetando” la independencia del Poder Judicial, considera que “combatir la impunidad es un mandato ético”, al que los trabajadores no están dispuestos a renunciar.

Miércoles 20 de febrero de 2013 | 12:20 La República
Jueza Mariana Mota / AFP
“Queremos dejar expresamente en claro que no existió, existe, ni existirá intención alguna del movimiento sindical, de impedir ningún acto legítimo de la Suprema Corte de Justicia, que se enmarque en los derechos y deberes consagrados por la Constitución”, apunta en sus primeros párrafos la declaratoria de la central.
Remarca no obstante que en tanto el movimiento sindical es independiente considera tener “derecho a criticar una decisión,  a la que no le encontramos explicación alguna de trasladao de una Jueza que tenía en su órbita el estudio de casi 50 expedientes vinculados a la violación de los Derechos Humanos, en el marco del terrorismo de Estado”.

La construcción de una “sociedad más humana”

Para el PIT-CNT “la construcción de una sociedad más equitativa y más humana, implica, entre otras cosas, la necesidad de que uno de sus pilares fundamentales sea el de la verdad y la justicia”.
Enfatiza en tal sentido que “combatir la impunidad es un mandato imperativo ético y moral para el movimiento sindical. En ese sentido estamos comprometidos a dar batalla no solo en los aspectos formales e institucionales, sino que también en los aspectos culturales, ya que estamos convencidos de que una sociedad moderna y pujante que acepte estos preceptos está condenada a no lograr un desarrollo pleno y por lo tanto al fracaso”.
El PIT CNT enfatiza su preocupación de que se acentúe “la cultura de la impunidad que se intenta instalar en el Uruguay”, ante lo cual alertan a los trabajadores que la lucha continúa desde todos los ángulos posibles.



Pit-Cnt: la remoción no tiene motivos

Traslado de Mota acentúa "la cultura de la impunidad"
El Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt calificó ayer de "incomprensible" la decisión de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) de trasladar a la jueza Mariana Mota del juzgado penal de 7° turno a la sede civil de 1er turno.
La magistrada concentraba más de 50 casos de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura (1973-1985) y su labor en relación a esa temática es muy destacada por las organizaciones sociales y agrupaciones de izquierda, mientras que fue duramente cuestionada por los centros sociales militares.
Para el Pit-Cnt, el traslado de Mota "redundará en acentuar en todos sus ángulos la `cultura de la impunidad` que se intenta instalar en el Uruguay", dice un comunicado emitido ayer por la central obrera.
Agrega que la independencia del Poder Judicial es un "aspecto fundamental", por lo que "no existió, existe o existirá intención alguna del movimiento sindical de impedir ningún acto legítimo de la Suprema Corte de Justicia (...)". El viernes pasado, durante la ocupación de la sede la SCJ en rechazado al traslado de Mota, se hicieron presentes en el lugar varios dirigentes gremiales.
Sin embargo, el Pit-Cnt también reivindica su derecho a "criticar una decisión" de la SCJ a la que no le encuentra "explicación alguna", en virtud de que Mota "tenía en su órbita el estudio de casi 50 expedientes vinculados a la violación de los DD.HH., en el marco del terrorismo de Estado".
GARANTÍA. Por su parte, el Colegio de Abogados del Uruguay (CAU) remarcó que rechaza "enfáticamente todo intento, directo o indirecto, de presión sobre el Poder Judicial o de incursión en temas que son competencia exclusiva de dicho Poder".
El CAU, en una declaración divulgada ayer por su Directorio, indicó que el principio de separación de poderes es uno de los "componentes básicos" del Estado constitucional de Derecho. Y en ese esquema de controles recíprocos, el Poder Judicial "aparece como la garantía última de los derechos de los ciudadanos".
El CAU también rechazó que "los jueces puedan estar sometidos o subordinados a las mayorías políticas que puedan existir en un momento histórico determinado, siendo censurable todo intento en este sentido".
Finalmente, la gremial exhortó a defender la autonomía del Poder Judicial y la independencia de los jueces porque "el prestigio de los jueces y el Estado de Derecho está en juego", concluye la declaración del CAU.
El País Digital


La polémica con el Poder Judicial

Xavier: "SCJ protege a grandes capitales"

La presidenta del Frente Amplio y senadora Mónica Xavier, lamentó el fallo de la SCJ contra el ICIR, porque es una "decisión injusta" que genera "un golpe muy importante a las intendencias que ya tienen obras planificadas". Para Xavier, con sus fallos la SCJ "posiblemente proteja a estos grandes capitales perjudicando al país y a su gente que se verá limitada una vez más en las obras necesarias a realizar".

Zabalza: "Trinchera del terrorismo"

"La remoción de la jueza Mariana Mota coloca a la Corte en la trinchera del terrorismo de Estado y, por consiguiente, la asocia con los criminales que torturaron, violaron, secuestraron niños, asesinaron y desaparecieron a más de doscientas personas", opinó el histórico dirigente tupamaro Jorge Zabalza, que estuvo presente el viernes en la manifestación y ocupación de la sede de la Corporación.

Batlle: "La Justicia dejaría de existir"

"Si la Suprema Corte tuviera que dar explicaciones de por qué cambió un juez, por más importante que sea, es el día en que la Suprema Corte dejaría de existir. De ese día en adelante la Suprema Corte debería consultar al Parlamento de la República el movimiento de cada juez y en poco tiempo más el porqué de cada sentencia. La Justicia dejaría de existir", insistió el expresidente Jorge Batlle.
El País Digital



Los gráficos de Gabriel Carbajales




FA acusa a la Suprema Corte de violar la Constitución en nombramiento de jueces

El diputado José Bayardi dice que no se cumple con el artículo 246, que establece, entre otros puntos, "oír al fiscal de Corte" antes de un traslado

+ - 20.02.2013, 10:58 hs - ACTUALIZADO 11:26 Texto: El Observador
El diputado José Bayardi, integrante de la comisión de Constitución y Códigos, señaló a El Observador que la Suprema Corte incumple lo estipulado en el artículo 246 de la Constitución sobre el traslado de jueces. Este plantea que se debe “oír al fiscal de Corte” antes de trasladar a un juez.

Bayardi destacó que existe el “principio de inmovilidad de los jueces letrados efectivos”. Ese artículo sostiene que los magistrados letrados con efectividad en el cargo durarán en sus funciones todo el tiempo de su buena comportación”.

Dice la Constitución: “No obstante, por razones de buen servicio, la Suprema Corte de Justicia podrá trasladarlos en cualquier tiempo, de cargo o de lugar, o de ambas cosas, con tal que ese traslado se resuelva después de oído el fiscal de Corte”.

Además, Bayardi señaló que la decisión de trasladar un juez “tiene que poder fundamentarse. Cuando el juez no tiene intención ni voluntad se está yendo contra la voluntad. Hay que ver los fundamentos”, señaló.

"Después de la comparecencia (o no) de la Corte, evaluaremos si es necesario darle prioridad a la ley orgánica de la judicatura", sostuvo el diputado.

Este miércoles el Parlamento discute en comisión de Diputados un nuevo sistema de designación de jueces. Con el objetivo de transparentar el proceso de designación de los ministros que ocuparán la Suprema Corte de Justicia (SCJ) y de establecer mecanismos definidos para los ascensos y traslados de magistrados, hay consenso en el Parlamento para modificar la ley de la judicatura.

Bayardi dijo a El Observador que si bien el tema no estaba en la agenda, el traslado de la jueza Mariana Mota de un juzgado penal a uno civil, “despertó mayor sensibilidad”.


Nacional - CASO JUEZA MOTA

Exministro de SCJ: si para el FA se violó Constitución, “corresponde un juicio político”

Jorge Marabotto dijo que no recuerda que se tuviera que informar al fiscal de Corte antes de decidir el traslado de un juez. Señaló que hay mecanismos para sancionar a la corporación si es que violó la Constitución

+ El Observador - 20.02.2013, 17:40 hs - ACTUALIZADO 17:45 Texto: El Observador
  • © J. ZUBILLAGA
El exministro de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Jorge Marabotto retó al Frente Amplio a llevar al organismo a un juicio político, si es que entiende que viola la Constitución. Además, advirtió que no recuerda que se tuviera que consultar al fiscal de Corte antes de decidir el traslado de un juez.

Este miércoles el diputado oficialista José Bayardi acusó a la SCJ de violar la Constitución con el traspaso de la jueza Mariana Mota, ya que se incumplió lo estipulado en el artículo 246 sobre el traslado de jueces. El punto establece que se debe “oír al fiscal de Corte” antes de trasladar a un juez. Previo al traslado a la justicia civil, Mota se desempeñaba en la órbita penal y tenía más de 50 causas vinculadas a la violación de derechos humanos en la dictadura militar. El artículo mencionado por el legislador también plantea el “principio de inmovilidad de los jueces letrados efectivos”, los cuales durarán en sus funciones “todo el tiempo de su buena comportación”

“Si entienden que están violando la Constitución, lo que corresponde es un juicio político, que sancione a la Corte”, señaló Marabotto, haciendo referencia al artículo 93 de la Carta Magna. Dicho punto establece que es competencia de la Cámara de Representantes “el derecho exclusivo de acusar ante la Cámara de Senadores a los miembros de ambas Cámaras, al Presidente y el Vicepresidente de la República, a los Ministros de Estado, a los miembros de la Suprema Corte de Justicia, del Tribunal de lo Contencioso Administrativo, del Tribunal de Cuentas y de la Corte Electoral, por violación de la Constitución u otros delitos graves, después de haber conocido sobre ellos a petición de parte o de algunos de sus miembros y declarado haber lugar a la formación de causa”. Luego, según lo establece el artículo 102, será competencia de la Cámara de Senadores “abrir juicio público a los acusados por la Cámara de Representantes (…) y pronunciar sentencia al solo efecto de separarlos de sus cargos, por dos tercios de votos del total de sus componentes”.

Por otro lado, Marabotto, quien dejó la SCJ en el año 2000, advirtió que es “normal” dentro del funcionamiento de la corporación que los jueces se trasladen de la misma forma se realizó el traslado de la jueza Mota. “Yo no recuerdo que se mandara la lista de los traslados al fiscal de Corte”, manifestó. De todas maneras, adelantó “jamás el fiscal de Corte ha realizado ninguna impugnación. Pero si se dice que la Corte viola la Constitución, hay mecanismos constitucionales para sancionarla”, agregó.

En referencia al traspaso de la jueza Mota, Marabotto señaló que junto a este se hicieron otros muchos de otros jueces y no se dijo nada. Recordó además que tampoco se trató del primer traslado de esta magistrada de una órbita judicial a otra. “Todos se hicieron de la misma manera y recién ahora aparece que habrían violado la Constitución. Me parece que es un argumento muy formalista”.

“A mi trasladaron muchas veces, algunas veces el cambio no me gusto nada, y me callé la boca. Y tampoco recuerdo que hayan consultado al fiscal de Corte”, apuntó. “Los jueces saben que esto funciona así”, remató.

En este sentido, Marabotto no tuvo reparos en indicar que el argumento de violación a la Constitución surge ahora porque “hay otros intereses en juego”. “El tema (de la jueza Mota) se ha politizado en forma exagerada”, afirmó.



http://3.bp.blogspot.com/-4nKxrd4iCkA/USSeAVOIvzI/AAAAAAAAybc/adir9Kee_Wo/s1600/1.jpg



COMUNICADO DE IELSUR

SOBRE TRASLADO DE MOTA

Ante el traslado de la Sra. Jueza Mariana Mota resuelto por la Suprema Corte de Justicia IELSUR señala:

1.- Los Tribunales de Justicia son el espacio institucional fundamental para la protección y garantía de los derechos establecidos en la Constitución y las leyes, así como en el derecho internacional de los derechos humanos a través de los instrumentos ratificados por el Estado, de manera que existe una  relación directa entre la solidez del sistema de justicia y la calidad de la democracia.

2.- Un Estado protector y promotor de los derechos humanos requiere por tanto de un Poder Judicial eficiente y dotado de los máximos recursos disponibles. Recursos económicos pero también recursos humanos que aseguren que aquellos funcionarios encargados de dictar justicia posean la máxima capacitación y puedan ejercer sus cargos con el máximo de independencia política y técnica. Para ello, la Justicia debe ser independiente con respecto a los demás Poderes del Estado, pero debe también poseer internamente la capacidad de generar la independencia técnica de los magistrados y que esta coadyuve a la obtención de la máxima calidad posible en la jurisprudencia.

3.- En este sentido, decisiones poco transparentes o no debidamente fundamentadas en lo referido a los ascensos, traslados y sanciones de los jueces pueden significar una amenaza contra la autonomía técnica y moral de los jueces.

4.- Para evitarlo, es deseable entonces que las potestades constitucionales que posee hoy la Suprema Corte de Justicia estén acompañadas por procedimientos legales que otorguen cristalinidad a las decisiones referidas a la carrera judicial para que así la ciudadanía pueda controlar el debido funcionamiento del Poder Judicial, obligue a la rendición de cuentas por parte de sus autoridades y así se garantice el acceso de los mejores jueces a las altas magistraturas del sistema.

5.- Polémicas desatadas como la sucedida por la decisión del traslado de la Dra. Mariana Mota podrían haberse evitado de existir procedimientos dotados de una mayor transparencia y garantías tanto para quien está implicado directamente como para las partes involucradas en los juicios que se están sustanciando bajo su competencia.

6.- El régimen actual de los traslados no cuenta con otra regulación legal que lo dispuesto en el art. 96 de la Ley Orgánica de la Judicatura y Organización de los Tribunales (Ley 15.750), que establece que la Suprema Corte establecerá el orden de los traslados. De esta forma, los criterios empleados son de orden pragmático y su falta de debida fundamentación y transparencia propicia la sospecha de un sistema de ascensos o sanciones encubierto, o lo que es peor aún, la sospecha de concesiones otorgadas por presiones políticas o corporativas de distinto cuño.

Por tanto, IELSUR entiende indispensable abrir un gran debate sobre qué Poder Judicial el país necesita y cómo asegurar que quienes desempeñen la función publica de dictar Justicia estén mejor preparados para ello y puedan cumplir su función con las máximas garantías de imparcialidad e independencia incluyendo las reformas constitucionales y legales que sean necesarias. Estas, además de reafirmar el derecho humano a una judicatura independiente, deberán propiciar la existencia de un procedimiento garantista que establezca criterios objetivos e imparciales para la selección, ascensos y traslados de jueces y proteja la carrera judicial sobre la base de las aptitudes éticas y profesionales, la especialización y la inamovilidad e incorporando el control ciudadano sobre los fundamentos de este tipo de decisiones.

Montevideo 18 de febrero 2013



Mismo poder

Lorier propuso analizar conjuntamente acciones de SCJ sobre ICIR, Mota y Ley Interpretativa de la Ley de Caducidad.
El senador y secretario general del Partido Comunista del Uruguay (PCU), Eduardo Lorier, propone analizar “conjuntamente” el fallo de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) por inconstitucionalidad del Impuesto a la Concentración de Inmuebles Rurales (ICIR), el reciente traslado de la jueza Mariana Mota a un juzgado civil y “lo que se prevé que puede pasar con la Ley Interpretativa de la Ley de Caducidad”. “Acá hay vacas sagradas que no se tocan o son difíciles de tocar”, dijo Lorier. El legislador sostuvo que “las superestructuras jurídico-políticas del Estado protegen esas vacas sagradas”: por un lado, la propiedad de la tierra; por otro, a quienes violaron los derechos humanos y que, según Lorier, “tampoco se desconectan de la base económica, en la medida en que [quienes dieron el golpe de Estado] vinieron a defender un proyecto de país con los dueños del poder que estaban detrás”.
Lorier considera que “meterse con ese poder implica que vas a encontrar resistencias”; en ese marco, “los hombres que integran la SCJ también son influidos por ese poder y muchas veces actúan en relación a él, como lo hacen todos los seres humanos”. El senador Lorier recordó que el PCU desde hace varios años pide en la interna del FA la conformación de una Asamblea Nacional Constituyente, apoya derogar la exoneración del Impuesto de Enseñanza Primaria a las propiedades rurales y un aumento del Impuesto a la Renta de las Actividades Empresariales a aquellas empresas que tienen ganancias extraordinarias. “En Ecuador y Venezuela quedó demostrado que los proyectos que van para adelante son los que a la larga respalda el pueblo, pero aquellos otros timoratos, que buscan el centro, vacilantes, no pueden avanzar ni profundizar”, comparó.



Un paso atrás
Sobre el apartamiento de la jueza Mota
Brecha 15 2 13 - Por Constanza Moreira.

La reciente decisión de la Suprema Corte de Justicia de trasladar a la jueza Mota a la justicia civil suena a crónica de una muerte anunciada. Aunque los cambios en la

composición de la scj deben ser incluidos en el análisis (algo que habrá que analizar si el “activismo” judicial se expresa en nuevas sentencias de inconstitucionalidad contra leyes del gobierno –como la que se divulgó con relación al icir–) el “caso Mota” viene de atrás. Las reconvenciones que sobre su comportamiento se hicieron llegar en ocasión de su presencia en la Marcha del Silencio o las declaraciones a Página 12 fueron preparando el terreno.

Su tenacidad en el caso Perrini, y en la investigación sobre la desaparición del avión Air Class, parecieron cerrar el proceso. Definitivamente la jueza Mota transgredió algunas reglas no escritas del funcionamiento de la democracia uruguaya de la posdictadura: la de un “sistema de compromiso” que ampara, protege y amortigua cualquier conflicto entre poderes del Estado. Pero al desafiarlo, deja desnuda su principal debilidad: la capacidad de presión política sobre la justicia, especialmente si el tema son los derechos humanos o roza de alguna manera el estamento militar.

Como bien señalan los diarios, la jueza fue la que más casos acumuló en el campo de los derechos humanos, y ese fue el comienzo del fin en un país que padece lo que alguna vez alguien llamó el “síndrome del avestruz”. Meterse con los derechos humanos para los jueces es poco redituable, en un país que hasta hace siete años archivó todas las acusaciones so pretexto de ampararse en la ley de caducidad. Para los centenares de nuevos casos que se presentaron en los últimos años –especialmente durante 2011 cuando la amenaza de la prescripción pendía como una espada de Damocles–, remover a una jueza experta en derechos humanos es lo peor que puede hacer la justicia: no abundan precisamente los jueces calificados en esta materia.

Esto lo saben bien las mujeres que realizaron denuncias sobre la violación sistemática de las presas durante la dictadura, quienes comparecieron durante el pasado año ante la Comisión de Constitución y Legislación del Senado para alertar sobre las dificultades detectadas en los juzgados para tratar estas denuncias: impericia, desconocimiento, falta de preparación específica sobre el tema, e insensibilidad. De hecho no sólo se manejó la posibilidad de crear juzgados especializados en derechos humanos sino que año a año la scj reclama partidas presupuestales extra para capacitar a sus jueces en la materia. No es para menos: la ley de caducidad abortó la posibilidad de crear cualquier práctica jurídica consistente en este campo. Sin ir más lejos, recordemos que se necesitaron años de capacitación a los jueces para que intervinieran en las denuncias de violencia doméstica.

Estas razones ya bastarían para que la sociedad reaccionara ante el alejamiento de Mota con un clamor generalizado: ante la carencia de jueces autorizados en estas causas, y habiendo un verdadero torrente de denuncias en los últimos años, su apartamiento contradice formal y sustancialmente el compromiso asumido por la justicia uruguaya con el esclarecimiento de las causas vinculadas a los derechos humanos.

Pero hay otra razón, con impacto directo o indirecto sobre el sistema judicial en su conjunto, y es que esta actitud será leída por la población como un ceder ante presiones políticas de toda índole, lo cual no contribuye a su imagen ni solidez institucional. Sobre todo si se tiene en cuenta que una parte de la confianza recobrada en el Poder Judicial en los últimos años se debió a su actuación en el campo de los derechos humanos. Y más aún si esta confianza recobrada es puesta siempre en cuestión por su jaqueo desde medios y políticos por aplicar “mano blanda” a la delincuencia. La decisión de la scj, en este contexto, sólo redundará en su debilitamiento.

Creemos en Uruguay que la política lo es todo, pero la política es siempre negociación. La justicia, en cambio, no transige, y para el “sistema de compromiso” uruguayo, una jueza dispuesta a desafiar prejuicios, poderes y amenazas, es poco digerible. Así, creemos que el apartamiento de la jueza Mota representa un retroceso político de consideración. Los hechos, finalmente terminarán dándole la razón a aquellas declaraciones tan controversiales dadas a Página 12: “en Uruguay no hay promoción de los derechos humanos”.
--------
en CRYSOL INFORMA 20:10
Aportado por Nestor Durante


El debido acatamiento: se necesita una nueva ley



Uno de los logros importantes en materia de DDHH en los últimos años es la creación de la Institución Nacional de DDHH y Defensoría del Pueblo como órgano


autónomo e independiente para promoverlos y defenderlos. La institucionalidad del país se ha fortalecido.

Todos los ciudadanos contamos con un instrumento legal, resultado de una ley de amplio consenso por parte del sistema político, ante el cual recurrir cuando el accionar y las prácticas de los órganos y funcionarios del Estado se exceden en sus cometidos y potestades.

La Institución Nacional de DDHH y defensoría del pueblo, es el  máximo tribunal  en materia de DDHH en el país de acuerdo a lo establecido por la Ley 18 446. A solicitud expresa de nuestra organización, debidamente fundada y documentada, ha emitido un pronunciamiento con respecto a las insuficiencias, carencias y errores conceptuales de algunas leyes reparatorias que fueron promulgadas durante el anterior gobierno.

Básicamente cuestiona aspectos de las leyes 18 033 (ley jubilatoria) y 18 596 (ley de reparación). En el marco de sus potestades legales ha recomendado al Poder Ejecutivo la aprobación de una nueva norma legal, a la brevedad, para que la normativa de DDHH sea debidamente implementada en el país y se continúe avanzando en el proceso de superar el legado del pasado reciente.

Investigar, sancionar y reparar

El Estado tiene la obligación de respetar los derechos humanos de todos los ciudadanos. Cuando se producen violaciones a los mismos por parte de los órganos y funcionarios, el Estado tiene la obligación de investigar los hechos, identificar a los responsables y sancionarlos penal y administrativamente para evitar que  vuelvan a ocurrir.

Además, debe proceder a resarcir en forma rápida y efectiva, de acuerdo a la gravedad de los daños ocasionados, a todas las víctimas de su accionar delictivo. Este resarcimiento debe abarcar el conjunto de las esferas dañadas, debe ser integral y sin exclusiones.

Mediante la Ley 18 033, promulgada el 13 de octubre de 2006, el Estado uruguayo, a más de 20 años del retorno a la democracia, dio un fuerte impulso al cumplimiento de sus obligaciones   para quienes habían sido despedidos en la huelga general de 1973, para los detenidos y presos políticos, exiliados y clandestinos, en el período pre dictatorial y del terrorismo estatal desembozado.

Renunciando a la obligación de investigar y sancionar a los golpistas y represores, el proceso resarcitorio fue iniciado por el primer gobierno del Dr. Sanguinetti cuando aprobó las leyes 15 737 y 15 783. Años después fue ampliado parcialmente por el Dr. Jorge Batlle con la Ley jubilatoria 17 449. En base a la intensa movilización desplegada por Crysol, el Equipo de Representación de los Trabajadores en el BPS (ERT) y otros colectivos vinculados a la temática, con el respaldo militante del Pit Cnt, avanzó sustancialmente durante la presidencia del Dr. Tabaré Vázquez.

El propósito humanitario de la norma, la urgencia por aprobarla para brindar soluciones a una problemática que abarcaba a unas 10 000 familias, muchas de la cuales estaban en situación crítica y de alta vulnerabilidad, llevó a que la misma presentara graves carencias, omisiones e incoherencias que fueron, incluso, señaladas por la oposición durante el debate parlamentario.

La aprobación en el año 2009 de la Ley 18 596, modificando el Artículo 11 de la Ley 18 033, permitió superar algunas pequeñas insuficiencias, ampliar el área de cobertura, se incluyó a los ex presos políticos que eran funcionarios públicos, con limitaciones, y a las víctimas del Plan Cóndor. Fue otro pequeño avance en el camino de hacer justicia y superar los estragos del terrorismo de Estado. La propuesta que presentó Crysol en su momento, con el concurso del Dr. Oscar López Goldaracena, indicaba claramente el camino a recorrer pues se basaba en la Resolución 60/147 de la Organización de las Naciones Unidas estándar de calidad en la materia y referencia indudable al respecto desde diciembre de 2005.

El pronunciamiento emitido por la INDDHH y Defensoría del Pueblo el pasado 6 de diciembre es claro y contundente. Proporciona recomendaciones explícitas para la acción inmediata por parte de los actuales gobernantes, específicamente para el Poder Ejecutivo, orienta a las Comisiones Especiales de las Leyes para mejorar su labor, proyecta enseñanzas a todos los tribunales y servicios jurídicos del Estado. Al mismo tiempo involucra muy especialmente al partido de gobierno y a todo sistema político como tal, aunque esta temática no figura en su agenda.

Los derechos jubilatorios

El Estado tiene que resarcir el daño ocasionado a nivel previsional a todos los expresos políticos computando como efectivamente trabajados los años en que estuvieron privados de libertad. Debe hacerlo  hasta el retorno a la democracia. Además, debe considerar que para la actividad privada, al retornar al Estado de Derecho, no hubo ninguna iniciativa destinada a promover y/o posibilitar la reinserción laboral de las víctimas. De acuerdo a los datos estadísticos, en el marco represivo primero y al amparo de la impunidad vigente, muchos de ellos, una parte muy importante, no lograron recomponer formalmente, dentro del sistema, su vida laboral.

Los derechos previsionales de todos los ciudadanos están consagrados por la Constitución de la República. Tienen el mismo rango que otras garantías legales y son, básicamente, una conquista de los trabajadores, del movimiento sindical organizado en alianza y trabajo conjunto con los sectores progresistas y avanzados del sistema político uruguayo a lo largo de la historia.

Los aspectos previsionales en cuestión son los referidos a la jubilación propiamente dicha pero incluyen a su vez a las Pensiones de Sobrevivencia que generan los cónyuges cuando fallecen. Los expresos políticos deben renunciar a sus propias jubilaciones y pensiones.

La destrucción del proyecto de vida

El debido resarcimiento estatal a las violaciones graves a los DDHH,  privación de la libertad agravada, destrucción del proyecto de vida, realizado mediante el otorgamiento de la Pensión Especial Reparatoria (PER), debe abarcar a todos los ciudadanos que las padecieron, al margen de sus ingresos, de su modo de vida, sobrevivencia o de su posición económica como lo señala explícitamente la INDDHH y Defensoría del Pueblo.

A diferencia de lo sostenido por los sectores más reaccionarios del país que niegan o minimizan los daños y sufrimientos ocasionados por el accionar represivo del terrorismo de Estado, la Pensión Especial Reparatoria (PER) no es una recompensa económica por haber militado en las filas de la resistencia desarrollando actividades ilegales.

Es un resarcimiento, en el marco de las normas de DDHH que Uruguay ratificó, por los perjuicios ocasionados en múltiples planos, por violaciones graves, imprescriptibles e inamnistiables,  como lo es la privación ilegítima de la libertad, considerando que ella estuvo asociada a la tortura masiva, sistemática y generalizada y a períodos prolongados de reclusión en condiciones inhumanas y degradantes diseñadas para la destrucción.

En materia reparatoria el beneficio no permite exclusiones como hasta el presente. Al mismo tiempo debe ser realista y adecuado a la historia represiva del país, a la cronología de las graves violaciones a los DDHH que se reparan, que no comenzaron precisamente a partir del 9 de febrero de 1973 como ha quedado ya, incluso a nivel judicial, claramente documentado.

Como lo señala la INDDHH, los Estados tienen que reparar y al hacerlo, no pueden ni deben en honor a las mismas normas de DDHH que se invocan, obligar o inducir, compulsiva o implícitamente, a renunciar a otros legítimos derechos ciudadanos, de naturaleza jurídica diferente, como ha ocurrido con las leyes mencionadas.

En pocas palabras: la Per debe ser percibida por todos los expresos políticos, sin exclusiones y no debe ser incompatible con el cobro de las jubilaciones, generadas con los propios aportes  o incluso con las pensiones de sobrevivencia como ocurre hasta el momento.

El Poder Ejecutivo debe ser ejemplo de acatamiento.

La creación e instalación de la  INDDHH  con el apoyo de todo el sistema político ha sido un gran avance en el fortalecimiento institucional del país en defensa de todos los ciudadanos y de las normas que los dignifican. Su efectividad institucional para el país dependerá del acatamiento que de sus fallos y sentencias hagan los organismos involucrados. En materia de leyes reparatorias con respecto a los daños ocasionados por el terrorismo de Estado se ha pronunciado.

El Poder Ejecutivo, su titular, deberá demostrar una vez más, su compromiso con la legalidad institucional, con la paz, con la vida, con las normas destinadas al pleno ejercicio digno de la ciudadanía. Es el sentido básico de las normas de DDHH: dignificar la vida de la población. Debe cumplir con la recomendación específica que se le ha formulado enviando un proyecto de ley en tal sentido para robustecer la institucionalidad y seguir avanzando en la transición democrática iniciada en 1985.
---------------
Opinando N° 31 - Año 2 - Jueves 7 de febrero de 2012Aportado por Nestor Durante



https://mail-attachment.googleusercontent.com/attachment/?ui=2&ik=96f3404f00&view=att&th=13cfa00485d56dc5&attid=0.1&disp=inline&realattid=f_hdex5pwe0&safe=1&zw&saduie=AG9B_P8fJUFfIRug1YoqCgaC9jWI&sadet=1361405122707&sads=C8YUsCj_8jMNFmJOo-an_lubVbM

COMUNICADO
Plenaria Memoria y Justicia  ante los hechos en la Suprema Corte de Justicia:


Arderá la memoria hasta que todo sea como lo soñaron, hasta que todo sea como lo soñamos y necesitamos hoy.
Por Norma Cedrés
Por el Chiquito Perrini (por sus hijos)
Por los fusilados de Soca
Por el compañero López asesinado en Artillería 1
Por todos/as las compañeras torturadas en Boisso Lanza
Por Leonardo de los Santos
Por Ubagésner.

Ellos, entre más de 50 casos seguirán esperando justicia porque la Suprema Corte de Justicia conformada por Jorge Ruibal Pino (Presidente); Jorge Larrieux (ministro);Jorge Chediak (ministro); Ricardo Pérez Manrique (ministro); y Julio César Chalar (ministro), acaban una vez más de amparar la impunidad de los terroristas de Estado, dilatando los juicios. Comandan la SCJ varios masones y sionistas, apoyan la misma torturadores como Ramas y Gavazzo y por supuesto Guilermo Cedrés presidente del antro facho del Centro Militar, quien al apoyar la resolución de la SCJ festejan ese salvoconducto que los ampara de todos sus crímenes de lesa humanidad.

En febrero de 2010 la impunidad fue tipificada como corresponde: Bordaberry fue procesado por Mota con atentado a la Constitución y delitos de desaparición forzada y homicidios políticos, eso no perdona la omertá, es decir el complot de silencio y olvido activo aún en Uruguay.

La jueza Mota, investigó la muerte de Leonardo de los Santos, el caso de los fusilados de Soca, el homicidio de Ubagésner Chávez Sosa tras la aparición de su cuerpo, que implicó el procesamiento de los aviadores Araújo Umpiérrez y Enrique Rivero, y la desaparición de Santana e Insaurralde en Paraguay por el que fue encarcelado el coronel Carlos Calcagno. Tras esto, los defensores del punto final se expidieron a favor de los criminales de la dictadura el ex presidente Jorge Batlle, el ex vicepresidente Gonzalo Aguirre y el hoy ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro, entre otros.

En Uruguay la Suprema Corte de Justicia ha quedado al descubierto, la careta de una suprema justicia mostró en un acto de soberbia su rostro mortífero, si aún se miraba hacia ahí esperando algo de “justicia” hoy ha perdido toda legitimidad frente al pueblo, y esto es un hecho incuestionable, importante y central. Cómo lo es también que la lucha contra la impunidad se desarrollará en adelante en un contexto muy distinto al que existía previo a los hechos del viernes 15.

En la calle, no se habla de si lo sucedido en el edificio de la SCJ fue una ocupación o no, nadie habla de eso (salvo los medios, la policía y la propia SCJ, claro). Quienes están haciendo campaña, una vez más, criminalizando la protesta poniendo a la gente a opinar de la legitimidad o no de que más de 300 personas llevaran la protesta a la “sacrosanta sede de los guardianes de la impunidad” que durante décadas estuvieron en lugares claves y ampararon, silenciaron los más aberrantes delitos.

Lo que todos dicen, lo que todos vieron fue cómo una jueza que estaba empujando a los represores hacia una condena fue desplazada por la SCJ. Y ya no importa cuánto palabrerío y verso digan los políticos y los medios, todos comentan el gesto de Mariana Mota ante la pregunta de si la justicia es independiente. El gesto que dijo mucho más que todo lo que se ha dicho.
Todos vimos el absurdo de fuerzas de choque reprimiendo a gente que estaba en todo su derecho a protestar. Frente al hecho de corrupción de la SCJ y –luego- el salvajismo policial, toda acción de protesta quedó legitimada frente a la opinión pública.

“Comienza una ola de rechazo” dijo Galeano, presente en la protesta. De ahora en más la SCJ será conocida cómo la Suprema Corte de Injusticia, dijo Viglietti, sumándose a lo que manifestantes habían colocado en la puerta cambiando la palabra justicia por injusticia.

La gente comenta sobre lo intocables que son los represores, sobre los pactos de Huidobro con los milicos y sobre el chanchullo que a todas luces se esconde tras la investigación del avión de AirClass.

Plenaria estuvo presente en la protesta del viernes 15 en la SCJ, por supuesto, pero no fue más que una pequeña parte en un mar de organizaciones sociales, hijos y familiares de desaparecidos, viejos luchadores, figuras de la cultura y sindicalistas.

Ya no se trata de que los militantes de Plenaria Memoria y Justicia les hagan pintadas denunciándolos cómo alcahuetes de los milicos, a los integrantes de tribunales y cortes; cómo sucedió en el 2005 motivando el procesamiento de nuestra vocera; sino de todo un pueblo que les grita en la cara.

Este episodio es una demostración empírica de que no se puede seguir apostando a años de investigaciones parciales e inconexas en el marco judicial actual.
Es hora de exigir un único juicio de excepción, oral y público contra la dictadura.

Nos preguntamos: si no es posible investigar recorriendo los caminos de la justicia formal ¿Cuál es el camino en adelante? ¿Cuál sería el camino a recorrer cuando la SCJ va a declarar inconstitucional la tibia ley interpretativa? El tiempo y estos hechos van señalando cada vez más certeramente la necesidad de que nadie los ampare, de que nadie olvide, de que nadie los perdone, de que todos, todas sumemos nuestras fuerzas para quebrar la impunidad.

NO A LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA, que nadie cambie el eje de lo sucedido, acá la impunidad una vez más le dio una cachetada a la verdad y la justicia, y con dignidad se reaccionó.

UN SOLO JUICIO TODO UN PUEBLO QUE LOS CONDENE

Febrero/2013



PARTIDO COMUNISTA REVOLUCIONARIO DEL URUGUAY    
ANTE EL INFAME TRASLADO DE LA JUEZA MARIANA MOTA

El “traslado” a la justicia civil, decretado por la Suprema Corte de Justicia el 13/2, de la jueza Mariana Mota, quien venía actuando consecuente y valientemente en decenas de causas penales contra los responsables de los crímenes de la larga Dictadura Militar Fascista, 1973-85, que en su mayoría se han mantenido impunes por décadas, es sin duda un duro golpe reaccionario  contra la larga y justa lucha popular por verdad, justicia y castigo. Esto en un país donde hubo cientos de luchadores populares desaparecidos y asesinados, y donde decenas de miles fueron torturados.

 Quien toma la decisión es la Suprema Corte de Justicia, un órgano reducido y privilegiado de esta democracia burguesa, que muestra claramente su despotismo, su reaccionarismo  y como defiende en última instancia el orden establecido para la explotación de la mayoría del pueblo.

  Trasladan con una burda argumentación a la jueza Mota, con la clara intención de sacarla de los juicios mencionados y del caso del avión de Air Class, desaparecido misteriosamente hace unos meses, lo que ha generado una gran indignación popular y una justa movilización el propio 15/2.

La  Suprema Corte de Justicia toma la decisión que viene impulsada por el propio presidente Mujica, que lo planteó públicamente hace unos meses en su audición radial, a raíz de las declaraciones de la jueza Mota al periódico Página 12 de la Argentina y por el Ministro de Defensa, Fernández Huidobro, que ha defendido con uñas y dientes la Ley de Impunidad y que recientemente impidió su ingreso al Batallón de Infantería Blindado N° 13 y al Servicio de Material y Armamento del Ejército,para identificar los lugares de torturas.

Esta acción tiene que ver con los embates de la crisis económica internacional, capitalista-imperialista, en la región y el país y la necesidad  de la oligarquía y el imperialismo de descargar sus efectos en las espaldas de los trabajadores y el pueblo. Para esto históricamente las clases dominantes y los gobiernos reaccionarios han necesitado usar el aparato represivo, porque la lucha obrera y popular es inevitable.

Este es el sentido principal que tiene este traslado, asegurar la impunidad a los viejos represores y asegurarle también a los futuros represores que no van a ser tocados cuando sean convocados a la acción.

En esta situación están pesando  también las próximas elecciones y la necesidad  del gobierno oportunista del Frente Amplio de, por un lado asegurarle a las clases dominantes un continuismo sin cambio “de las reglas de juego” en estos temas de la impunidad y los impuestos. Mientras por otro lado monta una campaña demagógica simulando cierto “progresismo” contra una Suprema Corte de Justicia “reaccionaria”, que lo es, en torno al ridículo impuesto a la concentración de la tierra, el ICIR, que más que un impuesto es una propina de pocos dólares por hectáreas que valen miles. Junto a la “defensa” de la Ley Interpretativa de la Ley de Caducidad, que de hecho no ha logrado  avances importantes contra la impunidad.

Pero la realidad es innegable, el gobierno del oportunismo impulsa la concentración de la tierra, su extranjerización y los monocultivos forestal y sojero; así como la consolidación de la impunidad y la permanencia y preparación del aparato represivo.

Ante esta grave situación convocamos a la clase obrera y al pueblo uruguayos, que supieron luchar y derrocar con heroísmo la Dictadura Militar Fascista, a una gran movilización a nivel nacional por la restitución inmediata de la jueza Mariana Mota a su cargo, en defensa de las libertades públicas, contra la impunidad y por juicio y castigo a los responsables de los crímenes de la Dictadura.

¡Tiranos Temblad!

PARTIDO COMUNISTA REVOLUCIONARIO DEL URUGUAY    




Nacional - PODER JUDICIAL

Jueza Mota: a Astori le "encantaría" que SCJ informe sobre traslado

"Sería importante que la propia SCJ, consciente de la relevancia de este tema y la sensibilidad que genera, pudiera darnos a conocer públicamente los fundamentos", dijo

+ - 19.02.2013, 19:35 hs - ACTUALIZADO 19:37 Texto:El Observador
  • © M.Cerchiari
El vicepresidente Danilo Astori también se refirió al traslado de la jueza Mariana Mota de la Justicia Penal a la Justicia Civil. Aseguró que ello está "comprendido en la soberanía y las posibilidades" de la SCJ y que es algo que la Corte realiza normalmente, ya que hay alrededor de 100 casos al año. Sin embargo, reconoció que no se trataba de "un caso cualquiera".

"Se está refiriendo a una jueza que ha actuado intensamente en el ámbito de la protección y la promoción de los derechos humanos. Por lo tanto, es una jueza que ha trabajado intensamente en un área de alta sensibilidad para la sociedad uruguaya", expresó.

Por tal motivo, destacó la importancia que representaría que la Corte informara los motivos que encontró para tomar esa decisión.

"Aunque no esté obligada, sería extraordinariamente importante que la propia SCJ, consciente de la relevancia de este tema y de la sensibilidad que genera, pudiera darnos a conocer públicamente los fundamentos de este traslado", manifestó.

Contrariamente a lo expresado por varios legisladores opositores, Astori aseguró que el artículo 118 de la Constitución habilita al Parlamento a pedirle información a la SCJ.

"El verbo 'convocar' creo que no se ajusta a la realidad que estamos analizando. Y la verdad es que sugiere la posibilidad de que estemos muy cerca de una transgresión. Yo diría que 'pedido de informes' es la expresión más justa y más constitucional", precisó.

Por último, Astori lamentó los incidentes que se produjeron el viernes 15, cuando Mota debía jurar como jueza civil.

"Deploro los incidentes que realmente dejaron una imagen institucional preocupante. Y por lo tanto no creo que le hayan hecho bien ni siquiera a la causa de la jueza Mota. Más bien creo que contribuyeron a perjudicarla", opinó.

La salida de Venegas
Astori también se refirió a la salida de Jorge Venegas como ministro de Salud Pública.

"Lamentablemente obedece a una situación institucional que tampoco se puede superar de otra manera que no sea esta. Lo lamento mucho, porque el ministro Venegas venía desarrollando una labor con mucha dedicación, en un ministerio muy difícil. Que además es el ministerio responsable de una de las reformas fundamentales que se han realizado por parte del Frente Amplio", expresó.




Último Momento  | PARLAMENTO

Se votó convocatoria de la SCJ al Parlamento por traslado de Mota

La Comisión de Constitución y Códigos de la Cámara de Diputados votó cinco a cuatro a favor de invitar a la Suprema Corte de Justicia (SCJ) al Parlamento. El presidente de la comisión, el nacionalista Pablo Iturralde, dijo que en los próximos días se comunicará con el organismo para cursarle la invitación.
El legislador José Bayardi que presentó la iniciativa y los otros cuatro frenteamplistas que integran la comisión Daisy Tourné, Julio Bango, Felipe Michelini y Aníbal Pereira) votaron a favor de la iniciativa, mientras que en contra lo hicieron los de la oposición, Iturralde, Gustavo Borsari (Partido Nacional) y Fitzgerald Cantero y Gustavo Cersósimo (Partido Colorado). Borsari dijo en su exposición que es "violatorio" de la Constitución de la República citar al Poder Judicial. "El artículo 118 dice que solo se podrá pedir explicaciones a través de pedidos de informes". El legislador calificó de "avasallamiento" la citación y recordó que es "un poder del Estado que tiene la misma jerarquía que el Poder Legislativo"
Iturralde dijo ayer que no tuvo ningún contacto con las autoridades del Poder Judicial, ya que primero el asunto se debe resolver en la interna de la comisión, que tiene nueve miembros, de los cuales cinco corresponden al Frente Amplio y cuatro a la oposición.
El legislador nacionalista adelantó a EL PAÍS que votará en contra de la convocatoria por cuanto entiende que no corresponde. "El traslado de un juez es un tema de competencia propia del Poder Judicial en el cual no se puede interferir", sostuvo Iturralde.
El diputado Víctor Semproni (Espacio 609) cursó ayer un pedido de informes a la SCJ para que explique el traslado de Mota, quien tenía a su cargo 50 expedientes por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura.
Semproni dijo que en el pedido de informes pide a la Corporación que explicite los argumentos por los cuales se trasladó a la magistrada y si existen denuncias o evaluaciones funcionales contrarias a Mota.
El País Digital



Diputados comunicaron a la Corte aprobación del llamado por traslado de Mota

La Comisión de Constitución y Códigos decidió este miércoles por 5 votos contra 4 citar a la Suprema Corte de Justicia al Parlamento

+ - 20.02.2013, 13:23 hs - ACTUALIZADO 13:55 Texto:El Observador
La Comisión de Constitución y Códigos decidió este miércoles por 5 votos contra 4 citar a la Suprema Corte de Justicia al Parlamento por el traslado de Mariana Mota.
La oposición votó en contra de la decisión por considerar que viola la Constitución, mientras que el oficialismo dio todos sus votos para que la citación sea cursada.
Hoy mismo el presidente de la comisión, el nacionalista Pablo Iturralde, se comunicó telefónicamente con el presidente de la Corte, Jorge Rubial, para comentarle la decisión. La corporación no está obligada a concurrir al Parlamento. Se espera que ahora los ministros decidan qué hacer en este caso.
El diputado que impulsó el llamado, José Bayardi, aseguró que si la Corte no comparece recibirá un pedido por escrito para saber las explicaciones. “En algún momento va a tener que darlas porque ningún poder del Estado en democracia puede abstenerse de dar a conocer los fundamentos de sus actos administrativos”, aseguró.
El diputado nacionalista Gustavo Borsari declaró que el pedido a la Corte “es un avasallamiento a un poder del Estado de la misma jerarquía que el Legislativo”.
La citación fue cursada con los votos del oficialismo, con los votos de los diputados Julio Bango, José Bayardi, Felipe Michelini, Aníbal Pereyra y, Daisy Tourné. En cambio, se opusieron los blancos Pablo Iturralde, Gustavo Borsari y los colorados Fitzgerald Cantero y Gustavo Cersósimo.
La oposición entendió que el único camino constitucional es el pedido de informes a la Corte que planteó el diputado Víctor Semproni para que la Corte responda en 45 sobre los fundamentos del traslado de la jueza Mota.

Nacional - DIPUTADOS

Comisión vota llamado a Suprema Corte al Parlamento

“Sin dudas la invitación será cursada como corresponde”, dijo el diputado José Bayardi, al referirse a la mayoría del Frente Amplio en la comisión

+ - 20.02.2013, 07:17 hs - ACTUALIZADO 07:21 Texto: El Observador
La Comisión de Constitución y Códigos de Diputados votará este miércoles el pedido de invitación a la Suprema Corte de Justicia (SCJ) para que en el Parlamento informe sobre el traslado de la jueza Mariana Mota desde lo penal a lo civil.
 “Sin dudas la invitación será cursada como corresponde”, dijo el diputado de la Vertiente Artiguista, José Bayardi, a La República, al referirse a la mayoría que tiene el Frente Amplio en dicha comisión por 5 votos frente a 4 de la oposición.
La comisión está integrada por los frenteamplistas Bayardi, Daisy Tourné, Julio Bango, Felipe Michelini y Aníbal Pereyra. Por la oposición, Fitzgerald Cantero y Gustavo Cersósimo son los  legisladores del Partido Colorado y Gustavo Borsari y Pablo Iturralde, que la preside, son los del Partido Nacional.
Desde la oposición ya manifestaron su rechazo a la convocatoria. “No corresponde convocar a la SCJ al Parlamento”, opinó Cantero. Por su parte, Cersósimo, señaló que “la separación de Poderes y la independencia del Poder Judicial están consagrados desde las Instrucciones de 1813. No caben, entonces, las presiones políticas a la Suprema Corte de Justicia”, según informa La República.




Último Momento 

Suprema Corte decide mañana si asiste o no al Parlamento

El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Ruibal Pino, adelantó que probablemente los ministros decidirán mañana jueves si asisten o no a la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados a explicar las razones que motivaron el traslado de la jueza Mariana Mota desde un juzgado penal a una sede civil.
Pasado el mediodía, Ruibal Pino recibió una llamada telefónica del presidente de la Comisión de Constitución de la cámara baja, Pablo Iturralde (Alianza Nacional) quien le informó que se había votado la convocatoria a la SCJ y también le anunció que el diputado Víctor Semproni (Espacio 609) cursó un pedido de informes por el traslado de Mota.
Según indicó Ruibal Pino a EL PAÍS digital, si la convocatoria formal llega en tiempo, seguramente los miembros de la SCJ resolverán sobre la misma mañana jueves. "Seguramente cada ministro tiene su posición personal, pero falta que la Corte como tal tome resolución. Y no la va a tomar hasta que formalmente no llegue la invitación del Parlamento", dijo el magistrado.
El País Digital





Último Momento  | PARLAMENTO

A sala Fernández Huidobro por Air Class

El diputado de Vamos Uruguay, Aníbal Gloodofsky, presentará un pedido para que el ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, comparezca al Parlamento por el accidente aéreo de Air Class, ocurrido en octubre de 2012.
Gloodofsky comentó a EL PAIS digital que es necesario darle "transparencia" a la investigación y a las actuaciones realizadas ante el siniestro. "Debemos conocer qué ha hecho el Ministerio porque en definitiva uno no sabe qué se hizo ya que no se informó", aseguró.
El legislador criticó el "desacato" que el ministro tuvo cuando la Justicia comenzó a investigar. "Hay cosas que no se pueden manejar de la manera en que se hicieron y creo que el ministro Huidobro está acostumbrado a hacer y decir lo que quiera", afirmó y reconoció que por ese estilo de Huidobro "teme" que pase "mucho tiempo" antes de verlo en el Parlamento.
El País Digital



Parlamento discutirá un nuevo sistema de designación de jueces

Proponen proyecto para que sea conocido el perfil de los candidatos

+ - 20.02.2013, 05:00 hs Texto:El Observador
Con el objetivo de transparentar el proceso de designación de los ministros que ocuparán la Suprema Corte de Justicia (SCJ) y de establecer mecanismos definidos para los ascensos y traslados de magistrados, hay consenso en el Parlamento para modificar la ley de la judicatura.

El presidente de la Comisión de Constitución y Códigos de Diputados, José Bayardi (Vertiente Artiguista), dijo a El Observador que si bien el tema no estaba en la agenda, el traslado de la jueza Mariana Mota de un juzgado penal a uno civil, “despertó mayor sensibilidad”.

Además, más allá del caso Mota –en el que la oposición no comparte la convocatoria de la Corte al Parlamento– sí están de acuerdo en reformar la ley de la judicatura. El primero en proponerlo fue el senador blanco Gustavo Penadés, quien incluso en comisión había planteado que la SCJ vaya a explicar cada vez que se produzcan ascensos. 

Acerca de la idea de crear mecanismos de designación más claros para nombrar a los ministros de la Corte también se ha expresado a favor en varias oportunidades el senador colorado, Ope Pasquet (Vamos Uruguay).

Con relación al tema Mota, Bayardi explicó que un traslado de la materia penal a civil puede ser considerado un ascenso, pero en este caso la jueza no tenía intención ni voluntad de abandonar la justicia penal, por lo que “la razón de mayor servicio tiene  que poder fundamentarse”.

Bayardi explicó que la invitación “es una forma extensiva de la facultad del pedido de informe”. Recordó que hace unos años uno de los ministros de la Corte hizo una valoración pública sobre el presupuesto, “lo llamaron y fue”.

El legislador indicó que después de la comparecencia (o no) de la Corte en el Parlamento, evaluarán la reforma de la ley orgánica de la judicatura. Actualmente esa comisión (en Diputados y en el Senado) tiene a estudio los proyectos para reformar el Código del Proceso Penal, el Código General del Proceso y el Código Militar, que han demandado meses de  estudio y consultas.

El debate acerca de la ley de la judicatura también lo planteó el prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa: “No me corresponde a mí proponerlo, es algo del Poder Legislativo, pero si el Parlamento quiere puede discutir una ley para transparentar la carrera judicial”.

Audiencia pública
Por su parte, el Colegio de Abogados del Uruguay (CAU) presentará entre hoy y mañana un proyecto ante la Comisión de Constitución y Códigos que propone que los abogados (y no solo jueces) que quieran hacerlo puedan postularse y presentar méritos ante el Parlamento para ser designados miembros de la SCJ, anunció a El Observador el presidente del CAU, Bernardino Real.

Según explicó Real, la idea es que se puedan postular para el cargo los habilitados por la Constitución: cualquier abogado con más de 10 años de antigüedad o que haya ejercido como juez o fiscal durante ocho años, que tenga 10 años de ciudadanía natural y 40 años de edad. El proyecto prevé que los postulantes puedan presentar sus currículum, y méritos en una página web para que la opinión pública los conozca y luego exponer sus ideas en audiencia pública ante los parlamentarios encargados de otorgar la venia.

El CAU tomó como modelo sistemas de designación de jueces de otros países, como Estados Unidos.

Real explicó que el Colegio tiene una visión “muy crítica” de la judicatura y también cree que se debe regular la carrera judicial. Para ello, los abogados propusieron a la Asociación de Magistrados (AMU) trabajar conjuntamente para evaluar –en una segunda etapa– qué cambios proponer.

El representante del CAU opinó que la actual ley de la judicatura (ley 15.750) “fija criterios mínimos” y deja mucho librado a la decisión de la Suprema Corte. Puso el ejemplo de jueces que hacen una carrera meteórica y en meses llegan a Montevideo, mientras otros están años en un mismo departamento del interior. A su juicio, debería existir un sistema claro de “premios y castigos” para evitar lo que sucede con “jueces malos” que se quedan años en un mismo departamento del interior, lo que repercute en perjuicio de los justiciables.

El CAU objeta también el sistema por el cual una comisión (con representantes del CAU, Facultad de Derecho, Asociación de Magistrados y la propia SCJ) designa a los mejores jueces. Basada en la tarea de esa comisión, la Corte elabora una lista con los 20 jueces mejores, entre quienes están los que ascenderán. “Se debe calificar a todos los jueces y no solo a los mejores”, dijo Real. Por eso el CAU viene realizando una evaluación interna de todos los jueces, cuyos resultados estarán en un par de meses. En cambio, desde la Suprema Corte de Justicia, un ministro opinó que la ley de la judicatura contempla todas las situaciones y no es necesario modificarla. Con respecto al proceso de designación de ministros de la Corte, dijo que es “problema del Parlamento”.


Transparencia

Suprema Corte: Parlamento cambiará forma de designación de los magistrados

El traslado de la jueza Mariana Mota, generó una suerte de “mayor sensibilidad” que determinará rever la forma de designación de los integrantes de la Suprema Corte de Justicia, así como los mecanismos que se emplean para ascender y/o trasladar a los jueces. Así lo reconoció el presidente de la Comisión de Constitución y Códigos de la Cámara de Diputados.

Miércoles 20 de febrero de 2013 | 10:41 La República
Suprema Corte de Justicia
José Bayardi (VA) quien dijo que aunque el tema no estaba en la agenda, ahora apunta a estar entre los destacados para este año y que tampoco es la primera vez que se ha llamado a ministros de la Corte para que participen informando al Parlamento.
Si bien existen serias diferencias entre oficialismo y oposición acerca de lo pertinente que los ministros de la Suprema Corte sean “invitados” a explicar el traslado de la jueza Mota, el tema ha pasado de tal modo a la agenda pública que los políticos parecen sentirse obligados a tratarlo, o cuando menos al emplearlo como elementos de confrontación diaria, terminarán teniendo que llevarlo a sala.

Blancos y colorados estaban de acuerdo previamente

El tema de la designación, traslados y ascensos de jueces no es nuevo y el caso Mota, vino a detonar algo que estaba latente de tiempo atrás aunque sin la espectacularidad mediática que ganó en las últimas semanas.
El senador nacionalista Gustavo Penadés había señalado ya en comisión la necesidad de que algún representante de la Suprema Corte concurra al Parlamento a explicar los ascensos y sus razones.
En filas coloradas el senador Ope Pasquet de Vamos Uruguay, ha pedido también que los mecanismos de designación deben ser más claros que los actuales.
La comparecencia de la Corte en el Parlamento por el caso Mota, no será óbice para que los legisladores analicen una reforma a la ley orgánica de la judicatura, algo que incluso ha sido reconocido como de importancia a nivel de voceros del Poder Ejecutivo.

Los gráficos de Gabriel Carbajales